Carlos Vecchio se hace de la vista gorda frente a la tragedia de migrantes venezolanos detenidos por Trump

Cada día empeora la situación para los venezolanos que abandonan el país ilusionados por las promesas de la irresponsable y extremista dirigencia opositora que en Estados Unidos ejerce Carlos Vecchio, quien fue enviado a esa nación por el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó.

Por estos días, se ha podido conocer infinidad de denuncias de connacionales que tras cruzar la frontera entre México y Estados Unidos han solicitado asilo en Washington; sus vidas se han convertido en verdaderos vía crucis gracias a los interminables días y noches producto de las detenciones prolongadas que ejecuta la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE).
Migrantes venezolanos protestan en las calles de EEUU para pedir por la liberación de connacionales detenidos por  la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE).


En ese marco varias manifestaciones han surgido en las calles del país norteamericano y en las redes sociales ha quedado sustento, en reclamo y exigencia por la liberación de criollos que se encuentran (algunos por más de seis meses) pagando injustamente una condena por el simple hecho de ir a pedir asistencia en territorio gobernado por el mandatario Donald Trump, acérrimo detractor de la migración y del libre desplazamiento fronterizo.

Reaccionan los venezolanos:



Carlos Vecchio se hace de la vista gorda

Por si fuera poco, las personalidades que se han autoadjudicado las funciones diplomáticas venezolanas en ese país, se hacen de la vista gorda y enfilan toda su artillería en contra del Ejecutivo de Maduro, olvidando a los más afectados por sus discursos que alientan acciones desesperadas.

Así, Carlos Vecchio, quien representa al diputado Guaidó ante la Casa Blanca y quien desde el 16 de mayo se apoderó de las instalaciones que anteriormente fungían como embajada de Venezuela, continúa en una campaña (disminuida por demás) en contra del oficialismo nacional y a su suerte quedan los individuos que se encuentran recluidos sin conocer cuál será el destino que les depare la justicia de Trump.

Voces internacionales se han levantado frente al desinterés de jefes como Vecchio o del senador estadounidense de Florida, Marco Rubio, quien ha dejado muy claros sus deseos en cuanto al caso Venezuela. Y es que, en ese sentido, la periodista norteamericana, Anya Parampil, ya ha objetado a Vecchio, haciéndole ver que su gente está “desaparecida y abandonada” fuera de lo que ella aclara que es una “embajada robada”.


“No pueden obtener pasaportes o visas y, literalmente, se quedan atrapados en los EEUU y son arrojados a los centros de detención de ICE solo porque querían disfrazarse y pretender ser embajadores. ¿Vale la pena?”, escribió la comunicadora a través de su cuenta en Twitter en respuesta a un trino en el que el autodenominado diplomático deja ver que su enfoque primordial es “procurar mecanismos para maximizar la presión sobre el régimen”.

7 meses después de ocupadas de manera ilegal las instalaciones de la representación diplomática, ubicada en la prestigiosa zona de Georgetown (Washington DC), los criollos ven sus días, semanas y meses pasar sin respuestas, mientras Donald Trump, sus representantes y Carlos Vecchio -que juega a ser internacionalista- negocian los activos del poder y de la manipulación.

Guaidó tampoco hace nada

En ese contexto, la inacción también caracteriza a Juan Guaidó, cuestionado líder de Voluntad Popular, de quien el presidente de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), José Colina, expresó recientemente: “Tampoco se ha visto un pronunciamiento directo del presidente (de la Asamblea Nacional) Guaidó, que tiene la fuerza política para pedirle a su principal aliado, que es Donald Trump, que deje salir en libertad a estos venezolanos”.

Migrantes detrás de la cerca de un improvisado centro de detención estadounidense en El Paso.


Colina fustigó de esa manera que los que se enfrentan de manera descontrolada al gobierno nacional, no accionen con el mismo ahínco para brindar atención más allá de las fronteras; también pidió a la administración estadounidense que “ablande un poco su política migratoria y permita que estos venezolanos, que no pueden ser deportados a Venezuela porque no hay relaciones entre ambos países, puedan estar en libertad en territorio estadounidense”.

Desertores traicionados

Además, salen a relucir los casos de funcionarios que desertaron (entre enero y febrero de 2019) de las filas de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) con la promesa de ser acogidos por quienes designó Guaidó para tal fin, pero que a día de hoy no han recibido atención y por el contrario cuentan varias jornadas encerrados también en espacios de la policía migratoria de Trump.

(Lea también: “Perdí todo. Lo que hice no valió nada”: militares venezolanos que apoyaron a Juan Guaidó y huyeron a EEUU ahora están encarcelados por ICE)

Un ejemplo es el caso del mayor Hugo Parra Martínez, quien en febrero cruzó la frontera con Colombia y demostró su respaldo incondicional a la causa opositora pero que no obtuvo ningún tipo de retribución, pues ya lleva detenido más de 8 meses . “Caí en un saco y estoy en el fondo. Perdí todo: mi familia, mi casa. Lo que hice no valió nada. No veo una salida”, expresó Parra.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.