Vasectomía, la cirugía para hombres que no desean tener hijos

Globovisión Salud
Globovisión Salud - GV

La vasectomía es el método anticonceptivo ideal para los hombres que están decididos a no incrementar su descendencia, o para aquellos que simplemente no quieren tener ni siquiera un hijo.

De acuerdo con la socióloga y coordinadora de Plafan,  Yndira Silvera, la vasectomía es un procedimiento de cirugía no invasiva que se hace sin bisturí, y en la cual el urólogo corta los conductos deferentes, que son los encargados de llevar los espermatozoides a encontrarse con el semen.

"Es una cirugía no invasiva, no  deja hematomas y el hombre puede salir caminando; además no quita la sensibilidad, ni disminuye el deseo o el placer sexual (...) sin embargo, los hombres no deben de usar el condón porque es lo único que los protege de enfermedades de transmisión sexual", aseguró Silvera a Noticias Globovisión Salud.

La socióloga, informó que en Plafan se estará realizando desde el 11 hasta el 14 de octubre, una jornada especial y gratuita de vasectomía en la sede ubicada en la parroquia Altagracia de Caracas.

Comentó que ya hay 40 hombres interesados en hacerse la cirugía. Dijo que lo único que necesitan son exámenes médicos y psicológicos, puesto que "se trata de un procedimiento definitivo, que no se puede revertir".

"Si el hombre terminó con su pareja pero ya tiene hijos es importante que evalúe su situación, pues es posible que consiga una nueva pareja con la cual quiera tener hijos. Por eso, este procedimiento se recomienda sólo a hombres que ya estén decididos en que no quieren tener más hijos", alertó Silvera.

La socióloga, comentó que durante la primera jornada de vasectomía gratuita sólo se inscribieron 5 hombres, en la segunda jornada 10 y en ésta -que es la quinta- van 40 hombres dispuestos a someterse a la cirugía que tiene una efectividad del 90 por ciento.

Silvera comentó, que la idea de estas jornadas visibilizar los métodos anticonceptivos para los hombres; al tiempo que instó a los jóvenes a acudir al urólogo y no esperar los 40 años de edad, pues es la único forma de prevenir enfermedades.