Un iPhone 4 funciona tras un año sumergido en el fondo de un lago

Referencial
Referencial - ABC Tecnología

Michael Guntrum, residente de Knox, Pensilvania, perdió su iPhone 4 en marzo de 2015 mientras estaba de pesca en el lago Kyle con un amigo. Justo en el momento en el que pescó un pez, el joven dejó el «smartphone» en su regazo pero se cayó. 

El lago tuvo que ser drenado en septiembre de 2015 debido a deficiencias estructurales en su presa, allí un ingeniero mecánico lo encontró por casualidad cuando estaba buscando tesoros con su detector de metales en la cuenca del lago. 

«Llevé el teléfono a casa, lo limpié y lo metí en arroz. Por curiosidad, quería saber si aún funcionaba», cuentó Kalgren. A los dos días, conectó el cargador y se encendió.

El iphone, que seguía con la funda puesta, estaba cubierto de barro.

«Pude encenderlo y usarlo para buscar el número del dueño», contó el joven ingeniero que, tras localizar a Michael Guntrum, pudo enviarle el iPhone 4. El joven dueño del iphone pretende arreglarlo para que lo use se madre.