Trump delineará plan para reformar la inmigración legal en EEUU

Donald Trump
Donald Trump - Referencial

El presidente de EE.UU., Donald Trump, dará este próximo jueves un discurso sobre su plan para que el sistema de inmigración legal a EE.UU. se base más “el mérito” o el nivel de inglés y menos en la reunificación familiar, un proyecto que no aborda el estatus de los indocumentados llamados “soñadores”.

Un alto funcionario estadounidense adelantó a un grupo de medios, los objetivos principales del proyecto de ley de reforma migratoria que propondrá Trump, y en la que lleva algunos meses trabajando su yerno, Jared Kushner.

(Lea también: Irak asegura que está “muy estable” tras anuncio de EEUU de retirar su personal )

La propuesta busca mantener intacto el número de tarjetas de residencia permanente que concede EE.UU. -1,1 millón cada año- pero adjudicarlas cada vez más por razones relacionadas con la especialización profesional o el nivel educativo de los inmigrantes.

Para ello, los aspirantes deberán superar una prueba de “civismo” y se juzgará su “mérito” en función de varios criterios, entre ellos su nivel de inglés, su edad o si tienen una oferta de empleo.

El funcionario, que pidió el anonimato, negó que el requisito del idioma pueda estar destinado a dejar fuera a los inmigrantes de ciertas naciones de Latinoamérica o África, al asegurar que “hay gente en todos los países que habla inglés”.

La propuesta pretende aumentar del 12 % actual al 57 % la proporción de inmigrantes que obtienen la residencia permanente en EE.UU. por razones relacionadas con su talento o empleo, al tiempo que se rebaja del 66 % al 33 % el porcentaje de los que consiguen ese estatus por lazos familiares.

También busca reducir del 22 % actual al 10 % el volumen de personas que obtienen la residencia permanente, conocida como la “tarjeta verde”, debido a razones humanitarias o mediante mecanismos que buscan fomentar la diversidad de los países de origen de los inmigrantes.

El plan supondría el fin de la “lotería de visados para la diversidad”, un programa creado en 1990 que asigna aleatoriamente hasta 50.000 visados al año para los ciudadanos de países que tradicionalmente tienen bajas tasas de inmigración a Estados Unidos.

El plan no aborda la cuestión de qué hacer con los 11 millones de indocumentados que viven en EE.UU. ni el estatus de los jóvenes sin papeles que llegaron al país de niños, conocidos como “soñadores”, pero sí reforma la capacidad de los inmigrantes que llegan a la frontera de solicitar asilo, confirmó la fuente, sin dar más detalles.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.