Táchira buscará en casa de los Pumas un histórico pase a cuartos de final

Con la ventaja de 1-0, el próximo martes el Deportivo Táchira buscará concretar un histórico pase a los cuartos de final de la Copa Libertadores de América-2016 en casa de los Pumas de México en el juego de vuelta de los octavos de final.

La semana anterior, el equipo criollo logró la victoria en el partido de ida celebrado en el estadio Pueblo Nuevo de San Cristóbal con solitaria anotación del defensa Yuber Mosquera.

El contingente aurinegro llegó a territorio mexicano el fin de semana con la intención de salir a incrementar la ventaja sabiendo que los felinos mexicanos se crecen como locales, tal como lo pudieron constatar en la fase de grupos cuando fueron goleados 4-1.

"No podemos pensar en entrar a la cancha y sólo cuidar la ventaja. Yo creo que debemos ser muy inteligentes en ese aspecto y tengo jugadores que saben que tenemos que ir a proponer porque vamos a tener espacio", apuntó Carlos Maldonado, director técnico del Táchira.

Por su lado, los Pumas saldrán a manifestarse como el equipo contundente que fue durante la fase de grupos en la que ganó sus partidos ante Emelec de Ecuador, Olimpia de Paraguay y Táchira. A los tres les aplicó una dosis de cuatro goles.

"Tenemos que atacar como se debe. Aquí en casa hemos hecho buenos partidos y el martes debemos salir con humildad para ganar y buscar la clasificación", consideró Fidel Martínez, atacante ecuatoriano de los felinos de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Para los Pumas, vencer y echar al Táchira es una obligación ya que mantenerse con vida es la Copa Libertadores parece más fácil que clasificarse en el torneo local ya que además de vencer al América necesitan que Cruz Azul y Tigres empaten su partido.

En resumen, si los Pumas no remontan ante Táchira esta semana pueden perder todo lo que han conseguido en este semestre.

El ganador de esta llave entre Pumas y Táchira se enfrentará al equipo que salga vencedor el miércoles de la eliminatoria que sostienen el Independiente del Valle de Ecuador y el River Plate de Argentina. La escuadra ecuatoriana lleva ventaja de 2-0.