SOS bebés: los países nórdicos necesitan niños

 Noruega podría tener problemas para mantener su generoso sistema de pensiones en el futuro
Noruega podría tener problemas para mantener su generoso sistema de pensiones en el futuro

Otrora un ejemplo de fertilidad en Europa, al día de hoy varios países nórdicos   experimentan un notable decrecimiento en sus tasas de natalidad: ¡Noruega necesita más niños! No creo tener que haceros un dibujo", expresó entre la seriedad y el desenfado la primera ministra Erna Solberg.

Tanto en Noruega como en Finlandia o en Islandia, la fecundidad cayó a su mínimo histórico en 2017, con entre 1,49 y 1,71 hijos por mujer. Unos años antes, esa tasa rozaba el nivel requerido (2,1) para que se renueven las generaciones.

(Lea también:Científica venezolana vive experiencia única al viajar embarazada a Antártida) 

Trude Lappegård, socióloga en la universidad de Oslo, señaló que el número de nacimientos al norte de Europa, comenzó a reducirse en los años posteriores al desplome financiero de 2008:  "Hoy, la crisis ha terminado pero la tasa de fertilidad sigue bajando", subrayó. 

De Copenhague a Cabo Norte, de Helsinki a Reikiavik, la demografía parece constante: las familia son menos numerosas y las mujeres esperan más tiempo antes de quedarse embarazadas por primera vez.

No hay una única razón que explique la tendencia, pero la incertidumbre económica y la subida del precio de la vivienda tienen algo que ver.

A largo plazo, esta inclinación al envejecimiento de la sociedad nórdica  conllevará menos ciudadnos activos para asegurar la financiación de las generosas prestaciones sociales. Especialmente, los extensos permisos de paternidad o maternidad, que pueden durar hasta 480 días, como ocurre en Suecia. 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter