Sistema inmune 'pasota' evita que el VIH progrese

Un sistema inmune más relajado y menos estresado parece ser capaz de convivir con el virus que causa el sida, el VIH y permite a un grupo de niños infectados no tener síntomas. 

Son los llamados no progresores pediátricos y según un estudio que publicó "Science Translational Medicine" estos poseen un sistema inmune capaz de "mantener la calma" ante los miles de virus de VIH, llevando a que los niños puedan muchos años sin tratamiento antirretroviral pero sin síntomas de la enfermedad.

Hasta ahora el ‘misterio médico’ de este grupo permanecía indescifrable. 

Ante ello, los investigadores analizaron la sangre de 170 niños procedentes de África del Sur portadores del VIH pero que nunca habían recibido terapia antirretroviral y que no habían desarrollado sida. Las pruebas mostraron que tenían decenas de miles de virus en cada mililitro de sangre

En situaciones normales ello activaría su sistema inmune que desencadenaría una potente respuesta para matar los virus. Pero en estos niños no ocurre así, sino que parece que el sistema inmune ‘pasa’ del virus.

Los resultados podrían permitir una mejor comprensión de la patogénesis de los virus y guiar el desarrollo de inmunoterapias más eficaces contra el VIH.

Los niños tienen un sistema inmune relativamente tolerante, que se vuelve más agresivo a medida que se cumplen años; la varicela, por ejemplo, es mucho más grave en los adultos debido a la forma en que el sistema inmunológico reacciona. Pero esto no quiere decir que a medida que los niños protegidos crezcan y su sistema inmunitario madure haya un mayor riesgo de que desarrollen sida. Algunos lo hacen, pero otros no.