Sin petróleo la economía libia se desploma

Twitter

Los conflictos militares y políticos que azotan Libia desde la caída de Muamar Gadafi impiden explotar sus enormes recursos petroleros y han dejado la economía al borde del abismo.

Los libios se enfrentan a una subida de los precios sin precedentes. Según el Banco Mundial (BM), se ha producido "una pérdida considerable del poder adquisitivo" con un aumento del 31% en los precios de los alimentos durante el primer semestre del año.

"La economía libia está derrumbándose", se alarmaba recientemente el Banco Mundial, esbozando un panorama sombrío de los principales indicadores del país.

El principal responsable: el oro negro que suministra al país más del 95% de sus ingresos, pero cuya producción se ve alterada por los conflictos armados que corroen al país desde hace tres años. Los campos petroleros sólo producen una quinta parte de su capacidad, o sea un promedio de sólo 335.000 barriles por día en el primer semestre.

Esta caída de la producción, junto con la bajada drástica del precio del crudo desde 2014, ha provocado "una economía atrapada en la recesión desde 2013", según el BM, que prevé "niveles históricos" de déficit público.

Las pérdidas acumuladas en términos de ingresos petroleros están estimadas en más de 100.000 millones de dólares (unos 91.000 millones de euros) desde el comienzo de 2013, según el director de la Compañía Nacional del Petróleo (NOC), Mustafá Sanalla.

Los ingresos del sector cayeron a su nivel histórico más bajo, de apenas 2.250 millones de dólares (2.050 millones de euros) durante los siete primeros meses del año, añade el Banco Mundial.

Los expertos estiman que la producción no alcanzará su capacidad máxima antes de 2020, el tiempo de reparar las infraestructuras, muy deterioradas, según el BM.

"Hará falta tiempo para que la crisis pueda reabsorberse porque los ingresos generados por estas exportaciones tardarán tiempo en poder cubrir de nuevo los considerables gastos públicos", explica Karima Munir, una experta independiente libia.

"La dependencia del petróleo ha afectado mucho a la economía y ha puesto a prueba las reservas", estima.