Se cumplen 111 años del natalicio de Miguel Otero Silva, emblema del periodismo y la literatura venezolana

Miguel Otero Silva, escritor, periodista y político venezolano
Miguel Otero Silva, escritor, periodista y político venezolano - Cortesía / Referencial

Un hombre con muchas facetas, escritor, humorista, periodista, ingeniero y político venezolano. Son elementos que describen a Miguel Otero Silva, a quien este 26 de octubre se le conmemoran 111 años de su nacimiento. 

Nació en 1908 en el estado Anzoátegui siendo hijo de Henrique Otero Vizcarrondo y Mercedes Silva Pérez.

A los seis años se mudó junto con su familia a Caracas y durante su época de bachillerato, cursó estudios en Liceo Caracas, que dirigían Luis Ezpelosín y Rómulo Gallegos.

En este plantel conoció a algunos de los personajes que dejaron huella en la élite intelectual y política del país: Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba, Isaac J. Pardo y Rafael Vegas.


Mariano Picon Salas, Miguel Otero Silva y Rómulo Gallegos

A pesar de realizar sus estudios universitarios en ingeniería en la Universidad Central de Venezuela, su pasión por la escritura y el periodismo se convirtieron en su verdadera vocación que trascendió en 1925 con la publicación de su primer poema, Estampa.  

También se interesó por el humor y escribió en el periódico Fantoches y en la revista Caricaturas bajo el pseudónimo de Miotsi.

Su primera novela, Fiebre, la escribió desde el exilio luego de huir del país por ser miembro de la Generación del 28 durante la dictadura de Juan Vicente Gómez.

En 1928 circuló en el país un diario clandestino llamado El Imparcial, donde escribió Andrés Eloy Blanco antes de ser encarcelado. Otero Silva también participó desde Curazao en este proyecto.

(Lea también: En Trujillo más de 26 mil placas agradecen favores concedidos por intercesión del venerable José Gregorio Hernández)

Tras su regreso a Venezuela en 1939, inició su carrera como periodista realizando colaboraciones para el diario El Universal, periódico que se convertiría en la principal competencia de El Nacional, periódico de circulación nacional que fundó el 3 de agosto de 1943 y que se convertiría un medio controversial con las diferentes corrientes políticas del país durante toda su trayectoria.

Pocos conocen al Otero Silva amante de los deportes. Esta pasión le llevó a ser uno de los grandes impulsores del periodismo deportivo del país.

En 1946 contrajo matrimonio con la periodista María Teresa Castillo, que se convirtió en una de las figuras más relevantes de la vida cultural del país como directora del Ateneo de Caracas y de esta unión tuvieron dos hijos, Mariana y Miguel Henrique.

Miguel Otero Silva y su esposa, María Teresa Castillo
Finalizando la década de los 40, Otero Silva se graduó de periodista en la Universidad Central de Venezuela y fue designado presidente de la Asociación Venezolana de Periodistas.

Tras consolidar su carrera como periodista, se dedicó de plano a su faceta como escritor publicando obras literarias como Casas muertas, Oficina N° 1, La piedra que era Cristo, Cuando quiero llorar no lloro, 25 poemas y Escritos periodísticos.

Luego, en 1958 recibió el Premio Nacional de Periodismo. Ese mismo año fue elegido senador por el estado Aragua donde aprovechó su influencia política para impulsar la creación del Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes. En 1975 fue sustituido por el Consejo Nacional de la Cultura, que también contribuyó a fundar.

Finalmente, Miguel Otero Silva falleció el 28 de agosto de 1985, a los 77 años de edad.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.