Yulimar Rojas, Colombia, Ecuador y el disco: alegrías de Latinoamérica en Doha

Referencial

El atletismo latinoamericano terminó con siete medallas el Mundial de Doha-2019, este domingo, los mismos que en la cita de hace dos años en Londres y se ganó sobre todo motivos para la ilusión antes del año olímpico.

Las mayores alegrías de esta edición vinieron por parte de la ultra favorita venezolana Yulimar Rojas, que dinamitó el triple salto con su 15,37 metros para revalidar su oro mundial, y del lanzamiento de disco, donde Cuba hizo doblete de oro (Yaimé Pérez) y plata (Denia Caballero).

Las otras medallas latinoamericanas fueron para los colombianos Anthony Zambrano (plata en 400 metros) y Caterine Ibargüen (bronce en triple salto), para el ecuatoriano Álex Quiñónez (bronce en 200 metros) y para el cubano Juan Miguel Echevarría (bronce en salto largo).

El bronce de Echevarría en el salto largo, en el segundo día de la competición, había dejado mal sabor porque casi todos le consideraban el grandísimo favorito al oro.

"Tengo que seguir trabajando para corregir los aspectos que no funcionaron hoy aquí. Estoy con salud y estoy pensando ya en el próximo año", admitió Echevarría, de apenas 21 años.

En el triple salto, la colombiana Caterine Ibargüen, a sus 35 años y tras recuperarse contrarreloj de una operación por una fascitis plantar el pasado agosto, logró un meritorio bronce pese a llegar mermada físicamente.

Fue su quinto metal en Mundiales y, pese a ser de inferior importancia que sus oros de Moscú-2013 y Pekín-2015, lo celebró por la relevancia de subir al podio tras unas últimas semanas muy complicadas para ella.

Por su parte, Zambrano (21 años) asombró a todos con su plata de 400 metros y fue además cuarto en la final del relevo 4x400 metros, culminando una actuación impresionante.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.