Presidentes y COVID-19: Maduro está mejor evaluado que Piñera y Moreno

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, literalmente vive una luna de miel en materia de opinión pública, aunque tome medidas conflictivas; en el otro extremo, el mandatario de Chile, Sebastián Piñera, perdió su halo de popularidad y, sin importar lo que haga, resulta mal evaluado.

Este análisis escrito por Andrés Cañizales, periodista e investigador de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), explica la evaluación hecha sobre los presidentes en América Latina en relación con la pandemia de Covid-19 tomando los datos de la firma mexicana Mitofsky que revisó encuestas nacionales que fuesen similares y, a partir de allí, difundió una suerte de ranking sobre la valoración que tienen los presidentes, justamente cuando estos hacen frente a la pandemia del coronavirus. 

Política, opinión pública y pandemia

El presidente de El Salvador Nayib Bukele

Los tres presidentes mejor evaluados resultaron ser, en este orden, Bukele, Martín Vizcarra (Perú) y Luis Lacalle (Uruguay). En el otro extremo, como los peor catalogados, aparecen en el orden siguiente: Nicolás Maduro (Venezuela), Lenin Moreno (Ecuador) y Sebastián Piñera (Chile). Que Piñera haya quedado por detrás de Maduro es una arista llamativa de esta lectura de estudios de opinión pública efectuados durante el mes de julio.

Bukele tenía en julio un alto nivel de 84%, Vizcarra contaba con 65% y Lacalle 63%. Entretanto, las peores valoraciones, según las encuestas nacionales, le daban a Maduro 24% de aprobación en su gestión de gobierno, 19% a Moreno y 16% a Piñera.

Antes de la llegada de la pandemia del coronavirus, Ecuador y Chile fueron escenarios de protestas sociales que cuestionaron decisiones económicas, como ocurrió en las calles ecuatorianas para rechazar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, o incluso terminaron cuestionando al propio modelo sociopolítico, tal como ha ocurrido con las manifestaciones chilenas.

Liderazgo y modelos cuestionados

Presidente de Chile Sebastián Piñera 

Miguel Martínez Meucci, profesor de Estudios Políticos en la Universidad Austral de Chile, dice que, además del descontento de los sectores de izquierda con el modelo chileno y su cuestionamiento, las propias bases de apoyo de Piñera también lo rechazan.

“Entre su base de apoyo hay descontento con Piñera, porque se considera que ha sido blando en cómo ha enfrentado la situación, la deriva y el descontento tras el estallido social. Tirios y troyanos están inconformes con él”, explica Martínez Meucci desde Santiago de Chile.

“Todos están descontentos con él y probablemente se le enjuicia también por asuntos que no son de su entera responsabilidad”, sostiene este analista venezolano, quien dirigió el doctorado en Ciencia Política de la Universidad Simón Bolívar.

Entretanto, Bukele sigue en la cresta de la ola de su popularidad, pese a decisiones controvertidas para hacer frente a la pandemia, que incluso son cuestionadas por organizaciones internacionales defensoras de derechos humanos.

Bukele incólume

Andrea Cristancho, profesora de Comunicación Política de la Universidad Centroamericana (UCA), asegura que el mandatario salvadoreño no parece haber visto afectada su imagen ante la opinión pública, en medio de la crisis generalizada que ha implicado la covid-19.

“Bukele está en la categoría de presidente teflón. Los mandatarios con esta característica logran conservar altos niveles de popularidad a pesar de enfrentar crisis y escándalos”, explica la académica desde San Salvador.

Pese a que Bukele ha recibido críticas, precisamente, por algunas decisiones relativas al coronavirus, Cristancho sostiene que este ha logrado aciertos frente a la crisis. “Hemos tenido un liderazgo bastante presente y determinado. Bukele tomó decisiones rápidas para detener el avance de la covid-19, que fueron acertadas”.

El flanco débil

La profesora de la UCA señala, entretanto, que ha sido negativa la incapacidad del presidente salvadoreño para pactar alianzas y sinergias. Eso, en un momento en que la situación lo exige para hacer frente a la compleja crisis provocada por el coronavirus.

“Bukele descarta cualquier espacio de diálogo con otros actores, eso lo cataloga de politiquería. Se niega a rendir cuentas y evita todos los controles del Estado. Estamos ante un liderazgo hiperpersonalista que, en su caso, es legitimado por la Fuerza Armada, a la que le ha dado un rol muy significativo durante su gestión”, puntualiza Cristancho.

La empresa mexicana Mitofsky ha confirmado que hará comparaciones periódicas en aras de construir un ranking comparativo, a partir de sondeos realizados localmente por otras empresas. Para la evaluación de los presidentes mencionados en este texto, por ejemplo, la consultora se basó en estudios de Cadem (Chile), Cedatos-Gallup (Ecuador), TResearch (El Salvador), Ipsos (Perú), Equipo Consultores (Uruguay) y Datanálisis (Venezuela).

Fuente: El Estímulo

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.