Preocupante: El COVID-19 gana terreno en Europa

Dos países de Europa -donde la pandemia gana terreno- figuran entre los diez del mundo con más casos de contagios de la COVID-19: Rusia en cuarto lugar con casi un millón de infectados y España en noveno con 419.849, según los últimos datos de la universidad estadounidense John Hopkins y que contienen algunas oscilaciones con las cifras que dan las autoridades sanitarias de cada país.

En la lista con la decena de países con mas decesos se encuentran: el Reino Unido en quinto lugar, con 41.552; Italia en sexto, con 35.458; Francia en el séptimo, con 30.549 y España en el octavo, con 28.971, reseñó EFE.

(Lea también: Francia redobla medidas ante alza de casos por COVID-19)

El primer lugar de contagios en ese ranking lo encabeza Estados Unidos (EEUU), con 5.822.927 y también el de fallecimientos con 179.735.

La situación en Europa es la siguiente:

Rusia confía en su vacuna

Rusia registró en las últimas 24 horas 4.711 nuevos contagios de COVID-19, una cifra que apenas sufrió variaciones en el último mes, según el gabinete de crisis encargado de gestionar la pandemia en este país y que precisó que los nuevos casos fueron detectados en todas las 85 regiones del país euroasiático. Al mismo tiempo, durante la jornada del miércoles 26 de agosto ascendió a 121 la cifra de los fallecidos por causas relacionadas con el coronavirus, según datos oficiales.

El balance total de los infectados en Rusia se situó en los 975.576, el de los deceso en 16.804 y en 792.561 el de recuperados.

En Moscú, con una población de casi 13 millones de habitantes, el mayor foco de la COVID-19 en Rusia, en un día fueron detectados 637 nuevos casos de coronavirus y 12 fallecimientos. Según el alcalde moscovita, Serguéi Sobianin, estas cifras, que no suponen una amenaza para el sistema sanitario de la ciudad, se mantendrán hasta que remita la pandemia o empiece la vacunación contra el nuevo coronavirus.

España en plena segunda ola

España registra 3.594 nuevos casos de coronavirus y suma un total de 419.849 contagios desde el inicio de la pandemia, según los datos oficiales facilitados este miércoles por el Ministerio español de Sanidad. También aumenta el número de fallecidos, 129 en la última semana, con lo que se acumula un total de 28.971 muertes por COVID-19.

Respecto a los nuevos casos, el 42% de ellos (3.594) corresponden a la Comunidad de Madrid, la región más afectada por la pandemia en España.

En plena segunda ola de la pandemia, España se prepara para afrontar uno de los problemas más urgentes, la vuelta al colegio de manera de miles de niños y jóvenes a partir de los primeros días de septiembre.

Italia duplica los casos en una semana

Los nuevos contagios de coronavirus en Italia prácticamente se duplicaron en la semana del 19 al 25 agosto al aumentar un 92,4 % respecto a los siete días anteriores, coincidiendo con el inicio del retorno de las vacaciones, según el monitoreo efectuado por el Instituto Gimbe de Bolonia. En esa semana los nuevos positivos detectados pasaron a 6.538 frente a los 3.399 de la semana anterior, aunque también las pruebas efectuadas pasaron de algo más de 180.000 a 309.000.

De acuerdo a los últimos datos del Ministerio de Sanidad, Italia registró el miércoles 26 de agosto un fuerte repunte de nuevos contagios, con 1.367 las últimas 24 horas, aunque también se realizó un número récord de pruebas. El último día hubo 13 fallecimientos, una cifra que triplicó los cuatro del martes 25. Desde el inicio de la pandemia en Italia se registraron 262.540 casos totales, y 35.458 muertes con coronavirus.

Francia, donde la epidemia gana terreno

El Gobierno francés declaró este jueves otros 19 de sus 101 departamentos en "zona roja" por una mayor circulación del coronavirus, que se suman a los de París y el de Bouches du Rhône, cuya capital es Marsella, y permiten a las autoridades locales tomar medidas adicionales de restricción. La decisión anunciada por el primer ministro, Jean Castex, autoriza a los prefectos a limitar los desplazamientos de personas y vehículos, prohibir ciertas concentraciones de gente o cerrar de forma provisional restaurantes, museos o mercados, entre otros puntos, cuando se considere necesario.

Actualmente se registran en Francia unos 3.000 contagios diarios, frente a los 1.000 a finales del confinamiento en mayo, y se detectan unos 39 positivos por cada 100.000 personas, un nivel cuatro veces mayor que hace un mes.

"Esos indicadores muestran que la epidemia gana terreno y que hay que intervenir o seguir haciéndolo de forma masiva", dijo Castex, precisando pese a todo que su alerta no significa que el país esté en una situación "grave" como la de principios de año. "Nuestro objetivo es hacer todo para evitar un reconfinamiento", añadió.

Alemania: sigue la tendencia al alza

Alemania se mantiene sobre la franja de los 1.500 nuevos contagios diarios, mientras la canciller Angela Merkel busca consensos con los poderes regionales para armonizar medidas conjuntas que frenen la pandemia. El cómputo de nuevas infecciones se situó en los 1.507 en las últimas 24 horas, según las cifras difundidas este jueves por el Robert Koch Institut (RKI).

El cómputo total de infecciones desde que se registró la primera, en enero, se sitúa así en las 237.936, de los cuales 211.900 son pacientes recuperados, mientras que la cifra de víctimas mortales está en 9.285.

Desde hace unas semanas se observa una tendencia continuada al alza, de la que, según estimaciones del RKI, el regreso a la escuela no fue el principal factor para el incremento de los nuevos contagios. Estos se derivaron principalmente de encuentros familiares, actos religiosos, fiestas o durante las vacaciones en el extranjero.

Reino Unido refuerza medidas

El Reino Unido registró 1.048 nuevos positivos de COVID-19, según los últimos datos facilitados por las autoridades sanitarias, y el número total de decesos desde que empezó la pandemia asciende ya a 41.465. En el último día, 16 personas murieron por la enfermedad, mientras que el número total de infectados desde el comienzo de la crisis se eleva a 328.846, conforme a los datos de la Sanidad británica.

Ante esta situación, el Reino Unido reforzó las medidas de control del coronavirus con la exigencia de cumplir una cuarentena de 14 días a quienes procedan de países con un considerable aumento de los contagios, como por ejemplo España, Francia o Croacia.

Además, muchas empresas indicaron que el teletrabajo continuará para gran parte de sus empleados dado que permite a las compañías reducir los costes del alquiler de oficinas, del gas y la electricidad.

Portugal experimenta aumento de contagios

Portugal, que suma hasta este 27 de agosto 1.807 víctimas mortales y 56.274 positivos por COVID-19, registra un repunte de los contagios que afecta especialmente a Lisboa y el Valle del Tajo.

Las autoridades siguen con atención los brotes en residencias de ancianos y hospitales, como el que se detectó en las últimas horas en el Hospital de Vila Franca de Xira, al norte de Lisboa, con 42 contagiados, 23 sanitarios y 19 pacientes.

En conjunto, según cálculos oficiales, el país contabiliza 13.283 casos activos de COVID-19 y 41.184 recuperados. La región de Lisboa y Valle del Tajo acumula desde marzo 29.146 contagiados y 654 fallecidos, mientras que el Norte de Portugal (Oporto y Braga) suma 20.130 positivos y 846 muertos, mientras que la zona continental portuguesa menos afectada es el Algarve (sur), donde se contabilizaron 1.044 positivos y 17 fallecidos desde el inicio de la pandemia.

Bélgica continúa a la baja

El número de contagios y de hospitalizaciones derivados de la crisis sanitaria del coronavirus siguen a la baja en Bélgica, informó este jueves el instituto público de salud Sciensano. En concreto, tomando como referencia los últimos datos asentados (17 al 23 de agosto), la media diaria de contagios se situó en 492,3, un 8 % menos que la semana previa. Las hospitalizaciones, por su parte, disminuyeron un 35% en este mismo periodo respecto a la semana anterior y se situaron en 19,9 de media al día.

Según los datos de Sciensano, Bélgica es el séptimo país de la Unión Europea (UE) con una mayor incidencia del virus con 50 casos por 100.000 habitantes en las últimas dos semanas. Se sitúan por delante de Bélgica en tasa relativa de positivos España, Malta, Luxemburgo, Rumanía, Croacia y Francia.

Finlandia controla la pandemia

Las autoridades sanitarias de Finlandia informaron este jueves de que el número de nuevos contagios por COVID-19 en el país nórdico se mantiene en niveles relativamente bajos, por lo que en estos momentos no ven signos de que pueda producirse un repunte grave a corto plazo. Según el Instituto Nacional de Salud y Bienestar (THL), la pandemia sigue avanzando lentamente y supera ya los 8.000 casos, pero la cifra de nuevos contagios se mantiene estable en las últimas tres semanas en torno a los 160 semanales.

Finlandia, con una población de 5,5 millones de habitantes, registró hasta ahora 8.019 casos confirmados y 335 muertos por COVID-19, con una tasa de 145 contagios y 6,1 fallecidos por cada 100.000 habitantes. Y logró contener la importación de contagios procedentes del extranjero gracias a su política de restricciones al tráfico transfonterizo, la más estricta de Europa, según la ministra de Interior, Maria Ohisalo.

Grecia sufre repunte

Grecia lleva todo agosto con un repunte acentuado de casos que, salvo excepciones, superan los 200 diarios, y en los últimos días han aumentado también los fallecimientos entre los grupos más vulnerables.

En las últimas 24 horas se registraron tres nuevas muertes, todas residentes de un centro para mayores en la ciudad de Salónica, lo que eleva la cifra total en el país a 252.

El número de contagios fue de 8.987.

Chipre también con más casos

Chipre, que empezó el curso de la pandemia con una evolución muy favorable, gracias sobre todo a las estrictas medidas aplicadas con rapidez, experimentó también un claro repunte.

Después de llegar a finales de mayo sin apenas casos, tras el relajamiento de las medidas y la apertura de sus aeropuertos, esta isla de 850.000 habitantes, alcanzó actualmente un total de 1.484 infectados y 20 muertes.

Tan solo en las últimas 24 horas se registraron 14 nuevos casos, la mayoría "importados". Las autoridades se han puesto ahora como objetivo volver a cifras de contagios diarias de un solo dígito, como era el caso en abril pasado.

Albania con aumento de contagios

En Albania los casos de COVID-19 siguen creciendo, con el registro en la última jornada de 168 nuevos casos y cuatro fallecidos, según los datos del Ministerio de Salud. Desde el inicio de la pandemia han fallecido por coronavirus 263 personas.

En el país balcánico se realizó 58.752 pruebas en total, que confirmaron 8.927 contagios, de los cuales 4.031 siguen activos, casi la mitad de ellos en la capital Tirana.

Sin embargo, se cree que el número de contagios es mucho mayor, debido al limitado número de pruebas que se realizan en los centros públicos.

Macedonia del Norte con descenso

El Instituto de Salud Pública de Skopje informó este jueves de que esta semana hubo un descenso del 7% en comparación con la semana anterior del número de nuevos contagios de COVID-19 en el país.

Sin embargo, la situación sigue siendo grave en este pequeño país de dos millones de habitantes, donde se han confirmado desde el inicio de la pandemia 13.914 casos y 578 muertes. Tan sólo el miércoles fallecieron 5 personas y se anunciaron 119 nuevos contagios.

Como precaución para evitar una mayor propagación de la pandemia, el Gobierno macedonio ha decidido posponer el comienzo del curso escolar.

Rumanía, con la mayor incidencia de muertes de la UE

En Rumanía, anunciaron este jueves 1.504 nuevos casos y 38 muertes de portadores de coronavirus en las anteriores 24 horas. El país balcánico registra así el mayor incidente de muertes diarias de la Unión Europea (UE) con 3,2 fallecidos por cada 100.000 habitantes. Medio millar de personas se encuentran en Rumanía, un país de unos 19 millones de habitantes, en cuidados intensivos.

El número total de contagios desde el estallido de la pandemia en febrero se sitúa actualmente en 83.150 casos, mientras que algo menos de 3.500 personas fallecieron hasta ahora.

Croacia en máximos históricos

Por su parte, Croacia, uno de los más importantes destinos turísticos de la región, viene registrando esta semana nuevos máximos históricos de positivos diarios por coronavirus. El más reciente dato, emitido este jueves, habla de 358 infecciones registradas en las últimas 24 horas.

Cientos de miles de turistas europeos siguen de vacaciones en Croacia, especialmente alemanes, austríacos y checos.

Austria, miedo a los casos importados

En Austria las autoridades sanitarias anunciaron este jueves 286 nuevas infecciones registradas, en una importante parte procedente de personas que volvieron de Croacia de vacaciones de verano. Si bien el número de casos activos de coronavirus sigue aumentando, para superar ya los 3.000 casos, el número de hospitalizados se mantiene estable desde hace varios meses entre 100 y 140 personas, con una treintena en cuidados intensivos.

Eslovenia, aumento lento de contagios

En Eslovenia, que a principios del verano llegó a declararse libre del coronavirus, el número de infecciones aumenta de forma más lenta, con unos 30 casos diarios, detectados con unos 1.300 tests diarios, mientras que apenas una veintena de personas está ingresada en una clínica, nadie de éstas en cuidados intensivos.

Hungría registra nuevos récords

En Hungría también se registraron esta semana varios nuevos récords de contagios diarios, el más alto hoy mismo con 91 nuevos casos, el mayor desde abril.

Mientras que desde febrero se han registrados solo unos 5.400 contagios, en estos momentos hay unos mil casos activos, con 69 personas hospitalizadas, de ellas, ocho en cuidados intensivos. El Gobierno húngaro prevé anunciar mañana nuevas restricciones para la entrada en el país, para evitar una "importación" de infecciones, sobre todo desde Croacia.

Serbia en situación estable

En Serbia, vecino sur de Hungría, el número de nuevos contagios se estabilizó en torno a los cien casos diarios esta semana, después de varias semanas con más infecciones.

Eso sí, en este país balcánico, de unos 7 millones de habitantes, hay más de 700 personas hospitalizadas por el coronavirus, de ellas 37 conectados a un respirador.

Turquía comienza a sufrir estragos de la pandemia

Turquía, uno de los países donde la pandemia del nuevo coronavirus causó menos estragos hasta ahora, empezó a registrar un repunte de contagios, con unas 1.500 infecciones diarias esta semana.

Se trata del número más alto desde mediados de junio, con lo que el número total de infecciones que supera los 262.500 casos, mientras que cerca de 6.200 personas fallecieron hasta ahora.

La mayoría de las provincias de Turquía, entre ellas las más populosas como Estambul, Ankara o Esmirna, imponen el uso obligatorio de mascarillas en cualquier lugar público, aunque los clientes de restaurantes, cafeterías y bares suelen quitárselos, tanto en el interior como en las terrazas.

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.