Madeira reforzará su presupuesto para atender a luso-venezolanos

LF

Cerca de 40 mil portugueses y lusodescendientes residentes en Venezuela han iniciado su retorno al archipiélago de Madeira, por lo que la Asociación de la Comunidad de Inmigrantes Venezolanos en Madeira (Venecom) ha aplicado medidas para los residenciados en Venezuela.

(Lea también: Portugal ayudará a sus ciudadanos que viven en Venezuela)

El goteo de llegadas ha alcanzado tal magnitud que las autoridades de Madeira van a reforzar su presupuesto en Seguridad Social y Salud para atender al millar de venezolanos que se estima ya han retornado desde finales del año pasado a esta pequeña región de 267.785 habitantes situada en el Océano Atlántico.

Nadie sabe cuántos venezolanos entran cada día en Madeira para quedarse. Los últimos números oficiales, actualizados hasta mayo, dan cuenta de 692 venezolanos, el 82 % de ellos con nacionalidad portuguesa, inscritos para buscar trabajo en el Instituto de Empleo de Madeira (IEM).

Son un 245,7 % más que los venezolanos que buscaron trabajo en el archipiélago entre enero y mayo de 2016, alerta el IEM, cuya presidenta, Rita Andrade, apunta en declaraciones a Efe que podrían ser más los que han retornado ya.

Y es que, explica Andrade, no todos los que llegan se inscriben, principalmente porque están a la espera de obtener sus papeles de residencia o nacionalidad, teniendo en cuenta que la mayoría de los venezolanos que llegan a Madeira son hijos o nietos de los portugueses que emigraron.

Después, también está el caso de los hoy jubilados lusos que se marcharon a Venezuela entre la década de los 40 y los 80 -en este periodo se marchó el 80 % de los emigrantes portugueses- y que en algunos casos ahora necesitan ayuda para todo, desde comprar comida a encontrar dónde vivir.

Situación en Madeira

Aunque el IEM advierte que es "probable" que en las actuales circunstancias no pueda dar trabajo a todos (el archipiélago tuvo una tasa de desempleo del 12,5 % en el primer trimestre de este año), los venezolanos no se desaniman, convencidos de que en la isla portuguesa les espera una vida mejor.

"La mayoría llega por falta de medicación y alimentación", cuenta a Efe la presidenta de la Asociación de la Comunidad de Inmigrantes Venezolanos en Madeira (Venecom), Ana Cristina Monteiro.

Venecom, formada por 28 venezolanos, se creó hace apenas dos meses al notar que sus compatriotas comenzaban a llegar a Madeira "más desorientados y con menos información", dejando entrever "un cuadro de crisis más agudo".