Día de los enamorados: ¿Por qué San Valentín es el santo del amor?

Fue un sacerdote recordado por casar a los enamorados en secreto pese a la prohibición del imperio romano
Fue un sacerdote recordado por casar a los enamorados en secreto pese a la prohibición del imperio romano

San Valentín está bien marcado en el calendario de algunos, sobre todo en el de los comercios de varios países del mundo. El 14 de febrero es el día para celebrar el amor y la amistad. ¿Pero quién fue el santo Valentín? Y sobre todo, ¿por qué lo asociamos al romance?

Raíces precristianas 

Con base en varias leyendas, los expertos creen que el actual día de San Valentín, tiene su origen en una festividad originaria de la Antigua Roma, reseñó la BBC.

Desde que las instalara Evandro, el rey de los arcadios según la mitología, esos días se celebraban las Fiestas Lupercales, en honor a Lupercus, el protector de los pastores y sus rebañosTambién se recordaba a la loba que amamantó a los gemelos Rómulo y Remo, quienes según otra leyenda fueron los fundadores de Roma.

La fiesta marcaba el inicio de la primavera y celebraba la fertilidad. Era pues, una fiesta pagana.

(Lea también: Por qué se celebra el Día Internacional del Condón un día antes de San Valentín

En el año 494 después de Cristo el papa Gelasio I decidió reconvertirla en una festividad católica, como ya ocurrió con otras celebraciones no religiosas a partir del siglo V d.C. Para ello, sin embargo, necesitaba un santo al que asociar la conmemoración. Y escogió a Valentín.

Un sacerdote casamentero 

Según la tradición católica, el santo cuya festividad cayó en la fecha conocida hoy como día de San Valentín fue posiblemente uno de los tres mártires ejecutados en tiempos del Imperio Romano:

Fue un médico romano que abrazó la fe cristiana y se ordenó sacerdote. En aquel tiempo, en el año 270 antes de Cristo, el emperador Claudio II prohibió casarse a los jóvenes, porque a su juicio los solteros sin hijos eran mejores soldados.

Según cuenta la leyenda, el sacerdote Valentín consideró injusto el decreto y desafió al emperador. Lo hizo casando en secreto a parejas jóvenes. De acuerdo al relato, las acciones del sacerdote llegaron a los oídos del emperador y lo llamó a palacio, donde ordenó decapitarlo

En el siglo XX se convirtió en un gran negocio, cuando la revolución industrial permitió la producción en cadena de tarjetas de felicitación, uno de los regalos más frecuentes del día de San Valentin.

Así, la festividad de la fertilidad de la Antigua Roma se convirtió después en el día y finalmente acabó transformándose en un gran negocio global.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.