Perfil | Michael Phelps: El legendario "tiburón" cumple 32 años tras una trayectoria de récords olímpicos

Considerado por muchos como el mejor de la natación en su historia contemporánea, Michael Phelps, se ha ganado a pulso y bajo el agua diversas distinciones. Pero sus escenarios predilectos (y el del público) han sido los cinco Juegos Olímpicos que ha disputado y en los cuales ha ganado 28 medallas, dejando un récord difícil de alcanzar y una huella imborrable en el deporte.

Apodado el "Tiburón de Baltimore", también posee el récord de más medallas olímpicas de oro (23), más medallas de oro en eventos individuales (13) y más medallas olímpicas en eventos masculinos (15).

Phelps nació en Towson, Maryland (EEUU), el 30 de junio de 1985, en el seno de una familia de clase media y deportista. Es el menor de tres hermanos y de pequeño sufrió del Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), condición que no curó con medicamentos, hasta que conoció la natación gracias a sus hermanas campeonas en este deporte, aunque le temía al agua.

Los primeros pasos de un "tiburón"

Comenzó a nadar a los siete y a los 10 obtuvo su primer récord nacional para los nadadores de su edad.

A los 11 años, el técnico Bow Bowman se dio cuenta de las cualidades del joven Phelps y lo impulsó a unirse al North Baltimore Aquatic Club donde empezó a entrenar.

Este chico de Baltimore siguió rompiendo récords por su destreza en la piscina a tan corta edad, talento que lo llevó con tan solo 15 años de edad a sus primeros juegos olímpicos; Sydney 2000.

La llegada de la leyenda olímpica 

Estando en Sydney, Phelps no ganó ninguna medalla, sin embargo este desempeño no fue nada premonitorio. A pesar de irse en esa ocasión con la manos vacías, llegó a la final de los 200 metros mariposa y se posicionó quinto. Además se convirtió en el nadador masculino más joven en llegar al equipo olímpico de natación en 68 años.

En 2001 rompió la marca mundial de los 200 m. mariposa con 15 años y 9 meses se convirtió en el nadador más joven en poseer un récord del mundo de natación, superando a Ian Thorpe, quien logró el récord de los 400 m. libre con 16 años y 10 meses. 

En los Campeonatos Nacionales de 2002 en Fort Lauderdale, Florida, Phelps también batió el récord mundial de 400 metros y los récords nacionales de 100 metros mariposa y 200 metros estilos.

Atenas 2004: La revelación

Se puede decir que estas fueron las olimpiadas en las que Michael Phelps mostró de qué estaba hecho. Ganó seis medallas de oro y dos de bronce en 2004 luego de competir en ocho pruebas: 200 metros libres, 100 metros y 200 metros mariposa, 200 y 400 metros estilos, 4x100 metros libres, 4x100 metros estilos y 4x200 metros estilos. 

Perfeccionó su estilo mariposa y compitió contra su ídolo Ian Thorpe en los 200 metros libre. Quedó en tercero.

Beijing 2008: La sensación

En Pekín se llevó ocho medallas y logró la hazaña de obtener más de 7 medallas de oro ganadas superando a Mark Spitz en las Olimpiadas de 1972.

También logró una controversial victoria ante Milorad Cavic por 0,01segundos. Phelps causó revuelo en Beijing y llegó a ser muy mediático por el número de noticias generadas en todo el mundo, ya tenía en su historial olímpico 14 medallas.

Londres 2012: Por más medallas y ¿el retiro?

Pasaron cuatro años y Phelps se presentó en los Olímpicos de Londres quedando a cuarto lugar en su primera competencia, pero el "tiburón" no desistió en su afán de convertirse en el mayor triunfador olímpico.

En el relevo 4x200 metros acompañado de Ryan Lochte, Conor Dwyer y Ricky Berens y con un tiempo de 6:59,70, rompió su mala racha y se colgó el primer oro. Tras esa competición obtuvo su medalla 19 y superó el anterior récord de 18 medallas olímpicas obtenidas por la rusa Larissa Latynina.

En la prueba de 200 metros estilos, demostró por qué es considerado el mejor nadador de la historia y con un tiempo de 1:54,27 se colgó la medalla de oro.

Se despidió de Londres 2012, convirtiéndose en el máximo medallista olímpico de la historia con 18 oros, 2 platas y 2 bronces.

Río 2016: El "tiburón" se despide por todo lo alto 

A pesar de que había anunciado su retiro cuatro años atrás, Phelps decidió aumentar su medallero en el calor de la tierra carioca.

Obtuvo medalla de oro en la prueba 4x100 metros libres. Y posteriormente el 9 de agosto después de haber quedado segundo en la Semifinal 2 y tercero en las Eliminatorias, consiguió la vigésima medalla de oro olímpica al consagrarse en el estilo mariposa para 200 metros con un tiempo de 1:53.36.

Se proclamó vencedor de la prueba de 200 m. estilos, consiguiendo su cuarta presea de oro en Río. En total consiguió otras seis preseas, cinco de ellas de oro y una de plata, de este manera "se volvió casi inalcanzable" al conquistar 23 medallas de oro, tres de plata y dos de bronce.

En esta oportunidad si hizo oficialmente su retiro de la natación, con el título del mejor atleta olímpico de todos los tiempos.

Repasando sus récords 

El legado de Michael Phepls no se limita a sus medallas, aun así en las olimpiadas que no tuvo medalla, Sydney 2000, marcó su primer hito en la natación. 

Phelps consiguió subir 26 veces al podio, 23 de ellas a lo más alto; de esta forma se ha convertido en el atleta más laureado.


Si este nadador decidiera fundar su propio país, unipersonal, estaría en el puesto 36 del ránking histórico de medallas de oro por países. Tendría tantas medallas como ha conseguido Kenia, en su historia. Tiene más preseas de oro que 111 países.

Está en el prestigioso grupo de deportistas que han ganado la medalla de oro en una misma prueba durante 4 Juegos. Además de Phelps, solo lo han logrado Carl Lewis en salto de longitud y Al Oerter en lanzamiento de disco.

Planes a futuro

Ahora es un hombre felizmente casado y con un hijo, que espera dedicarse de lleno a la vida en familia, lejos de las competiciones. "Hemos hablado de tener más hijos. En realidad, no sabemos cuántos más queremos", manifestó Phelps tras el nacimiento de su hijo Boomer el año pasado.

Sin embargo, ha expresado que no se alejará del todo de la natación y espera contribuir al desarrollo competitivo de las generaciones futuras. "Quiero que los niños estén más seguros en el agua. Si puedo enseñar a los niños a nadar, será un gran éxito", aseguró.