Perfil | Jacqueline Kennedy: La primera dama que impuso su estilo dentro y fuera de la Casa Blanca

Proveniente de una familia de clase alta, Jacqueline Lee Bouvier se convirtió en la mujer norteamericana más buscada e imitada en materia de moda a mediados del siglo XX; Jackie Kennedy era ejemplo de elegancia y clase para sus seguidoras.

Como primera dama de los EEUU supo imponer su estilo y redefinir el rol de la esposa del inquilino de la Casa Blanca.

Jacqueline Lee Bouvier nació el 28 de julio de 1929, en el poblado de Southampton, en el estado de Nueva York, en el seno de una familia de clase alta. Su padre era corredor de bolsa y su madre era la hija del presidente de una entidad bancaria de renombre.

Al ser una niña de buena posición económica, Jacqueline creció con una educación de estudios básicos y pasó por diversas clases de etiqueta, uso y costumbres impartidas por su madre, quien tenía como prioridad que sus hijas aprendieran a desenvolverse en el ambiente social que frecuentaban.

El arte y el compromiso

La joven Jacqueline estudió Arte en la Universidad George Washington, en donde se graduó en 1951. Luego de culminar sus estudios comenzó a trabajar en el Washington Times Herald como fotógrafa, empleo que la vinculó con el mundo de la política, en donde conoció a quien sería su futuro esposo, el demócrata John Kennedy.

La pareja fue presentada por el periodista, amigo de ambos, Charles L. Barlett en mayo de 1952. En ese momento, John estaba enfocado en la postulación para el Senado de los Estados Unidos, luego, al ser elegido en noviembre del mismo año, la relación se formalizó y anunciaron su compromiso el 25 de junio de 1953.

John y Jacqueline Kennedy, la pareja ejemplar de Estados Unidos


Los Kennedy-Bouvier

Tres meses después, el 12 de septiembre de 1953, Jacqueline y John se casaron en la iglesia St. Mary, en Newport, Rhode Island, en una misa celebrada por el arzobispo de Boston, Richard Cushing, y se convirtieron al poco tiempo en una de las parejas más admiradas de los Estados Unidos, por su belleza y estilo.

El matrimonio Kennedy-Bouvier tuvo cuatro hijos, aunque sólo Caroline y John lograron sobrevivir, puesto que Arabella murió antes de nacer; y Patrick, a los días de haber nacido.

El 23 de agosto de 1956, producto de un aborto natural falleció Arabella Kennedy, quien sería la primogénita del matrimonio Kennedy-Bouvier.

Familia Kennedy- Bouvier


Caroline Bouvier Kennedy nació el 27 de noviembre de 1957. Contrajo matrimonio con Edwin Schlossberg; tiene dos hijas y un hijo. Es la última sobreviviente del matrimonio de Jacqueline y John F. Kennedy.

John Fitzgerald "John-John" Kennedy, Jr. nació el 25 de noviembre de 1960. Fue editor de revistas y abogado. Contrajo matrimonio con Carolyn Bessette. Ambos perecieron en un accidente aéreo, al igual que Lauren Bessette, la hermana de Carolyn, el 16 de julio de 1999, cerca de Martha's Vineyard, en un Piper Saratoga II HP pilotado por Kennedy.

Producto de una enfermedad llamada hialina, hoy comúnmente llamada síndrome de distrés respiratorio, falleció el cuarto y último hijo de los Kennedy, a los dos días de nacido, Patrick Bouvier Kennedy.

Pareja presidencial

En las elecciones presidenciales de 1960, John Kennedy venció a su contrincante, Richard Nixon, y se convirtió en el presidente número 35 de Estados Unidos, por tanto, Jacqueline, con tan sólo 31 años, pasó a a ser la tercera primera dama más joven en la historia de la nación.

Cortesía Mint

El estilo para vestir que tenía Jacqueline hizo que fuera la mujer norteamericana más imitada en materia de moda, porque era ejemplo de elegancia y clase para sus seguidoras.

La entonces primera dama de Estados Unidos acompañó en todo momento a su esposo en cada presentación social y evento político e impusieron un nuevo estilo presidencial, originado por sus gustos sobre el arte, la música y la cultura que propiciaron numerosos encuentros con personalidades de este ámbito.


Ella aprovechó sus conocimientos de arte y redecoró la Casa Blanca puesto que, a su parecer, la decoración anterior no tenía suficiente contenido histórico. Como amante de la historia, pensaba que la mansión tenía que representar plenamente a su país.

Sobre la crianza de sus hijos Caroline y John, los Kennedy sabían que los niños estarían bajo el ojo del huracán, por lo que decidieron alejarlos de la prensa y darles una infancia normal.

Luto presidencial

El presidente 35 de Estados Unidos, John Kennedy, fue asesinado el 22 de noviembre de 1963 en pleno tránsito por la ciudad de Dallas, Texas. Jackie estaba a su lado y vivió todo ese horror en primera fila.

Este lamentable hecho hizo que Jacqueline se ganara la admiración del mundo entero por la templanza que mostró después del asesinato y durante los actos fúnebres, llevando a sus dos hijos de la mano, caminando tras el ataúd desde la Casa Blanca hasta la catedral de Saint Matthew, en la que se celebró un funeral masivo. Jackie fue la encargada de encender la llama en la tumba de su esposo en el Cementerio de Arlington.

"Jacqueline Kennedy ha dado al pueblo estadounidense una cosa que siempre habían deseado: majestuosidad", describió el periódico londinense The London Evening Standard el comportamiento de la primera dama.

Luego de esto, la mujer no realizó ninguna aparición pública durante un año.

Jacqueiline arrodillada con su hija Caroline ante el féretro de su esposo


Boda Onassis- Bouvier

Cinco años después del asesinato de John Kennedy, Jacqueline contrajo nupcias con el armador y magnate griego Aristóteles Onassis, el 20 de octubre de 1968.

Muchos fueron los rumores que envolvieron el romance de la pareja, entre ellos, de acuerdo a allegados, Jackie y Onassis jamás estuvieron enamorados sino que la unión se debió más a un acuerdo en el cual cada uno sacaba partido del otro.

Ella conseguía parte de la fortuna de Onassis y así podría alejarse junto a sus hijos de la llamada "maldición de los Kennedy" (ella creía que los Kennedy eran perseguidos luego del asesinato de su cuñado Robert F.) y él absorbía algo de la posición social de Jacqueline.

El matrimonio inició trámites de divorcio en 1975, aunque la muerte sorprendería antes a Onassis sin poder concretarlo.

Jacqueline junto a su esposo Aristóteles Onassis


Sus últimos años

Onassis murió el 15 de marzo de 1975, dejando una gran herencia a Jackie y desencadenando un litigio con Christina Onassis, hija del magnate.

Jackie pasó los últimos años de su vida junto a Maurice Tempelsman, un industrial belga, comerciante de diamantes. En 1994 se le diagnosticó un linfoma, un tipo de cáncer que estaba en avanzado estado de desarrollo.

Murió en su apartamento de la Quinta Avenida de Nueva York, el 19 de mayo de ese mismo año, a la edad de 64 años. En su memoria, la gran reserva de agua del Central Park fue nombrada "Jacqueline Kennedy Onassis Reservoir".

Su funeral fue televisado en todos los Estados Unidos. Está enterrada junto a su primer esposo, el presidente Kennedy. La ceremonia, aunque tenía carácter privado, contó con intervenciones de personajes como el entonces presidente Bill Clinton.