Perfil | Alfredo Boulton: Indiscutible autor del registro fotográfico de la Venezuela del siglo XX

El Impulso

El 16 de junio de 1908 nació en Caracas quien se convertiría en el principal referente fotográfico e histórico de Venezuela en las primeras décadas del siglo XX: Alfredo Boulton.

De madre francesa y padre inglés dedicados al comercio, obtuvo de su tío una cámara fotográfica Kodak a los doce años de edad, siendo éste el primer empujón que determinó su profesión.

Siguiendo la tradición familiar, el joven de 18 años se traslada a Suiza y al Reino Unido para estudiar hasta 1928, en donde analizó las obras de los principales artistas del continente, como Man Ray.

Armando Reverón fotografiado por Alfredo Boulton - Cortesía: Prodavinci

Tras formarse en el viejo continente, Boulton regresa a Venezuela para integrar la ola de venezolanos que trabajó por generar una nueva imagen sobre el país.

Las particularidades étnicas, geográficas y culturales de Venezuela fueron los puntos claves a fotografiar, dejando un precioso legado de imágenes sobre la Venezuela de la primera mitad del siglo XX.

“La Platica de Chacao”, “Caracas desde el Calvario” o una serie de imágenes sobre la flora andina y el paisaje de los llanos venezolanos forman parte de las innumerables fotografías tomadas por también historiador.

Estudios sobre el arte venezolano

Durante sus años de trabajo en el país, Boulton se dedicó además a realizar un estudio sobre la “Historia de la Pintura en Venezuela”, siendo éste el primer intento por comprender la producción artística criolla desde la colonia.

“El Arte en la Cerámica Aborigen de Venezuela” es uno de los ensayos más importantes sobre la cosmovisión de nuestros indígenas representadas en el barro.

Además, fue responsable de la producción de los primeros estudios iconográficos de próceres como El Libertador Simón Bolívar, el Generalísimo Francisco de Miranda, el Mariscal Antonio José de Sucre y “El Centauro”, José Antonio Páez.

Fotografía de Alfredo Boulton (Premio Nacional de Fotografía 1991) - Cortesía Prodavinci

La geografía, historiografía política, social y artística influyeron con fuerza en la creación plástica denominada “Pictografías nacionales”, como definió a su obra sobre Venezuela.

Exposiciones y productos

El talento de Alfredo Boulton llegó a los museos caraqueños en 1938, al realizar la exposición “35 fotografías” en el Ateneo de Caracas.

Más tarde, el Museo de Bellas Artes (MBA), el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas (MACC) y los Museos de Ciencias de Nueva York y París serían algunos de sus escenarios artísticos.

Desde 1940 editó más de diez libros de tiraje limitado, donde fusiona la fotografía, la escritura, el diseño gráfico y la impresión para narrar su visión de Venezuela.

Alejandro Otero por Alfredo Boulton - Cortesía Pinterest.

Asimismo, sus obras ilustraron libros como “Imágenes del occidente venezolano” (Nueva York: Tribune Printing Co., 1940; con textos de Arturo Uslar Pietri); “Los llanos de Páez” (París: Draeger Frères, 1950); “La Margarita” (Barcelona: Seix Barral, 1952; reeditado en 1981) e “Imágenes” (Milán, Italia, 1982).

Dos meses antes de su fallecimiento publicó “Fotografías”, la última de sus obras para la posteridad.

Luego de su fallecimiento (1995), se realizaron dos muestras en la Sala Mendoza y la Galería de Arte Nacional (GAN) de Caracas.

Reconocimientos

En 1959 fue declarado Individuo de Número de la Academia Nacional de la Historia de Venezuela.

Fue distinguido en 1971 con el Premio Nacional de Literatura y en 1991 recibió el Premio Nacional de Fotografía.

Incluso, desde 1962 creó y trabajó con su Fundación Boulton en pro del arte en el país.