Perfect Places: La soledad colorida que muestra Lorde en su último video

Lorde es una artista inesperada, de eso no hay duda. Tras haber desaparecido un tiempo de la escena musical por poco más de un año, reapareció con el exitoso single Green Lights, que sería también un abreboca de lo que nos esperaría en su siguiente álbum.

Ya Melodrama tiene casi dos meses en todas las plataformas disponibles, y de acuerdo a la calificación del sitio especializado Metacritic, ostenta un puntaje de 91 sobre 100. ¿Qué pasa con sus videos, entonces?

Hace 5 meses se estrenó Green Light, y desde entonces no publicó otro video. En su canal oficial de Vevo ha subido varias presentaciones en vivo de otras canciones que han resonado de su álbum, como Sober o Liability, pero no fue hasta este jueves que le llegó su turno al segundo tema, la canción que cierra el álbum, la magnífica Perfect Places.

Estamos hablando de, quizás, el video más colorido de Lorde.

What the f*** are Perfect Places?

Inicia con ella en su estado más natural, sola, con una cara sombría, su mirada aguda, un machete que la hace peligrosa y caminando en medio de un campo de caña de azúcar. Mira hacia atrás y el plano cambia a una zona oscura en donde está ella frente a una fogata. Mira hacia atrás de nuevo, pero no hay nadie, sigue sola.

¿Podría ser Melodrama?, ¿Podría la vista hacia atrás mostrar todo el contenido de un álbum lleno de letras agridulces que culmina en esta canción? 

El plano se hace negro, Lorde aparece frente a unas rejas de metal que se abren para que ella pueda salir y contemplar el mar. Ahí empieza a sonar la canción. ¿Es su salida del Melodrama? Sin duda alguna comienza, entonces, a recorrer todos sus “Lugares Perfectos”.

El video muestra una cantidad de escenarios cuyo atractivo no es el mero hecho de que son lugares bonitos, es el conjunto entre este último factor y la estética que agrega la presencia de Lorde en cada uno: Una costa en donde luce un hermoso vestido rojo al atardecer o amanecer; otra costa, el borde de un acantilado, de noche, con un vestido más sobrio; un río adornado por una pequeña cascada; dentro de un bosque en donde se balancea con un columpio hecho de ramas de árbol; una estancia similar a la de un restaurant con ropa de dormir; un balcón, al amanecer; un vestido amarillo sobre una canoa en medio de un río.




Lo destacable del video es la paz que transmiten las locaciones y los sencillos, pero significativos movimientos de Lorde en cada uno de ellos. Al inicio del primer coro y desde entonces, ya Lorde no está solo recorriendo esos lugares, está bailando, moviéndose alrededor, corriendo… ¿hacia qué, hacia dónde?

Una parte de la letra de la canción dice “¿Estás lo suficientemente perdido?” y en cierto sentido ella lo está, aunque perderse en lo que consideres un lugar perfecto no debe ser tan malo.

Al final del video, cuando la canción está a punto de acabar, Lorde se muestra en un cuarto oscuro, iluminado solo por una bombilla que utiliza como micrófono. Deja de bailar y se concentra en lo que está cantando: "¿Qué demonios son los lugares perfectos de todas formas?" Golpea su micrófono, y sale de escena, para que el cuadro vuelva a ponerse negro.

La estética del video en sí es muy particular para Lorde. No tiene un hilo argumental explícito, significa lo que Lorde quiere que signifique. 

Es una ilación de escenas rodadas en varios lugares, con varios cambios de vestuario y en momentos distintos del día que solo generan gran contraste con uno de los versos en el coro de la canción: “Ya no puedo soportar estar sola", porque comienza el video sola, recorre los lugares perfectos sola… y culmina cantando en la oscuridad totalmente sola. 


Momentos Destacables


La introducción del nombre de Lorde y de la canción a un estilo muy Quentin Tarantino. 


El impresionante vestido rojo de Lorde en la playa.


La mirada de Lorde sosteniendo el machete.


La soledad que transmiten varios de los planos logrados por el director del video, Grant Singer.