Miky Lee la rica heredera de Samsung detrás del éxito de "Parasite"

Detrás de Parasite ("Parásitos"), el filme que hizo historia en los Oscar 2020 al ganar cuatro estatuillas entre ellas a mejor película, y del auge de la industria cinematográfica surcoreana, hay una poderosa mujer: Miky Lee.

Es una de las herederas del poderoso imperio económico Samsung, y también vicepresidenta de la empresa CJ Entertainment, productora ejecutiva de la aclamada cinta y de otras películas.

(Lea también:  "Rapunzel" tendrá su remake de imagen real)

Su imperio, que tan solo en 2019 logró US$4.000 millones según la revista Forbes, no solo produce películas y series, también tiene intereses comerciales en canales de televisión, salas de cine y estadios donde hacen conciertos los grupos de pop coreano o K-pop.

Lee Mi-kyung (su nombre original) es reconocida como la responsable del ascenso de CJ Entertainment hasta el punto de transformarse en la mayor compañía de entretenimiento de su país.

Estudiante en Harvard

Esta poderosa mujer es graduada de la Universidad Nacional de Seúl, la empresaria estudió japonés en Japón y chino en Taiwán. Luego obtuvo una maestría en estudios asiáticos en Harvard.

Debido a su gran interés en la industria cultural, "logró integrarse muy bien en los círculos vinculados a Hollywood", le dice a BBC Mundo Geoffrey Cain, escritor, antropólogo y periodista especializado en asuntos asiáticos que en marzo publicará el libro Samsung Rising.

El inicio de su carrera

A comienzos de los 90 Lee, se fue a vivir a Estados Unidos , enviada por Samsung para explorar potenciales negocios y expandir el alcance de la firma más allá de la industria tecnológica.

Años después, ella y su hermano Lee Jae-hyun, presidente de CJ Entertainment, emprendieron varios proyectos e invirtieron US$300 millones en la firma estadounidense DreamWorks.

La "madrina del cine"

La empresa de Miky Lee fue ganando poco a poco terreno en Corea del Sur, hasta asumir un papel protagónico en la llamada "ola coreana" de la industria cultural que comenzó hace dos décadas y se expandió rápidamente por el mundo.

(Lea también: Joaquín Sabina sigue su recuperación tras abandonar cuidados intensivos)

Sin embargo, los primeros años no fueron nada fáciles desde un punto de vista comercial, dado que la empresa se embarcó en algunos proyectos que generaron pérdidas.

Pese a los obstáculos, la productora comenzó a tener aciertos, como por ejemplo, la cinta Snowpiercer de 2013, dirigida por Bong Joon-ho, el mismo de Parasite.

La fiel promotora del contenido producido en su país, la llamada "madrina del cine surcoreano" ha dicho que uno de sus objetivos siempre ha sido expandir el alcance de las producciones más allá de sus fronteras.

Así lo reconoció la Academia de Hollywood el 9 de febrero, cuando la película Parasite consiguió cuatro Oscar: mejor película, mejor director, mejor película internacional y mejor guión original.

"Realmente inspira a muchos cineastas y creadores de contenido, no solo en Corea sino en toda Asia (...) Creo que la gente está más animada a ser más provocadora y empujar los límites y no tener miedo de expresar sus ideas y su creatividad", dijo Lee refiriéndose al premio.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.