Olalquiaga: Toma de Kimberly Clark no es legal

Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria
Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria - El Carabobeño

A juicio del presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, la toma de la planta de la compañía Kimberly Clark por parte del Gobierno "es una muestra de la anarquía existente en el país y de la falta de aplicación de las leyes".

Asimismo, el titular de Conindustria sostuvo en entrevista con Carlos Croes, que "en la medida que vamos de arbitrariedad en arbitrariedad la empresa no puede prosperar".

En referencia a la situación de la planta de productos de aseo e higiene personal, explicó que la marca puede defender sus activos. Consideró que esos bienes son de la empresa aunque esta esté en quiebra y "en un estado derecho eso es defendible".

Olalquiaga aseveró además que a lo largo del 2016 hay una cantidad de empresas que han cesado operaciones. Sin embargo, insistió que los casos nos son tan relevantes, ya que "el número de trabajadores no es tan alto como el de Kimberly Clark".

"En Venezuela se considera que una empresa es grande cuando tiene más de 100 empleados lo cual al estándar internacional es ridículo, lo que demuestra cómo ha disminuido el parque industrial del país".

Divisas y recuperación económica

El titular de Conindustria advirtió el problema de divisas no es causado por los bajos precios del petróleo, sino por la mala administración de las mismas.

Recordó que el sector industrial venezolano mantiene una deuda con proveedores externos de aproximadamente de 12 millardos de dólares. "Esto nos ha convertido en morosos internacionales".

En cuanto a la recuperación del parque industrial y la economía venezolana indicó es posible en un plazo no menor de una década, aunque enfatizó que existen empresas que en cuestión de meses pueden recuperarse.

Consideró que es necesaria la devolución de las empresas expropiadas y la recuperación de las empresa del Estado. Igualmente señaló que la migración de talento venezolano a caus de la crisis puede interferir con la mejora de la industria y la economía.