Nobel de paz Frederik de Klerk apoya amnistía para reconciliación de Colombia

Referencial

El expresidente de Sudáfrica y nobel de Paz, Frederik de Klerk, apoyó la amnistía para hacer posible la reconciliación en Colombia una vez se firme el acuerdo entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc para terminar el conflicto armado.

"En circunstancias normales no debería pensarse en amnistías porque esto corre el riesgo de crear una cultura de impunidad. Sin embargo, se hacen amnistías en situaciones anormales cuando existen razones sólidas para que la sociedad se beneficie", explicó de Klerk.

El exmandatario recomendó que "las sociedades de posconflicto establezcan comisiones de la verdad y reconciliación".

El político recordó que durante la transición que se dio en su país para pasar de la segregación racial conocida como "Apartheid" a la democracia, él estaba "descontento" con el hecho de que "los delincuentes más graves podrían salir de la confesión y del proceso y podrían estar totalmente libres".

Sin embargo, aclaró que tiene información de que en Colombia la situación será "diferente" porque "sí va a haber alguna suerte de pena que tendrían que pagar los que violaron los derechos humanos".

Según el Gobierno colombiano, tras la firma de la paz se aplicarán normas jurídicas especiales a desmovilizados, algo que, para el presidente Juan Manuel Santos, no debe confundirse con "impunidad".

La medida, definida como justicia transicional, "está diseñada justamente para cumplir de manera integral con las obligaciones internacionales vigentes dentro de un contexto particular de transición de un conflicto armado hacia una paz estable y duradera", ha dicho Santos en varias oportunidades al referirse al tema.

De Klerk también apoyó el plebiscito como mecanismo de refrendación de los acuerdos de paz.

"Creo que la única aproximación razonable y práctica es distinguir y establecer un plebiscito con una única pregunta sencilla", señaló de Klerk.