Mujeres rompen el tabú de las fantasías sexuales

Durante mucho tiempo consideradas como tabú o incluso algo vergonzoso, hoy en día las mujeres asumen mucho mejor las fantasías sexuales. La razón: además de participar en el equilibrio psíquico, alimentan el deseo, intensifican el placer y son el motor de una sexualidad más abierta y desarrollada.

¿Qué es una fantasía sexual?

Una fantasía sexual es una representación imaginaria de los deseos conscientes o inconscientes. Las imágenes, ideas o sentimientos que la mente produce generan en la persona una emoción y una excitación, principalmente sexual. Pero las fantasías no sólo son sexuales, pueden estar relacionadas con diferentes aspectos del deseo y el placer. El término proviene del alemán "phantasie", concepto desarrollado por Freud para designar la imaginación.

¿Quién tiene fantasías sexuales?

Todo el mundo tiene fantasías, a todas las edades, de manera consciente o inconsciente, explícita o implícita. Además, las mujeres tienen tantas fantasías como los hombres. La única diferencia es que los hombres tienen menos pudor y hablan de ellas con mucha más facilidad. 

Las fantasías sexuales más habladas entre mujeres:

Fantasías femeninas: hacer el amor con dos hombres

Fantasías femeninas: el speed dating

Fantasías femeninas: desafiar lo prohibido

Fantasías femeninas: sexo en el trabajo

El "sex friend" o amigo con derecho a roce

Las principales fantasías sexuales de los hombres:

Fantasía masculina: el striptease

Fantasía masculina: hacer el amor con dos mujeres

Fantasía masculina: lencería sexy