Mueren 23 yihadistas en ofensiva aérea

Referencial

 Al menos 23 miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) murieron hoy y otros 26 resultaron heridos en nuevos bombardeos de la coalición internacional sobre la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, informaron a Efe fuentes kurdas.

Según el responsable de seguridad de la Unión Patriótica del Kurdistán, Gayaz al Suryi, al menos 13 yihadistas fallecieron y otros 22 sufrieron heridas en varios bombardeos de la coalición encabezada por Estados Unidos contra posiciones y convoyes del grupo en la ciudad septentrional de Mosul y sus alrededores.

Los bombardeos tuvieron como blanco las localidades de Bashiqa y Al Halabiya, al norte de la urbe, Al Hamdaniya (noreste), Al Absaj (este) y el barrio de Al Maliya, en el interior de la ciudad.

Por otra parte, el comandante de las fuerzas kurdas "peshmergas" Rashad Kalali informó a Efe de que otros diez combatientes del EI perecieron y cuatro resultaron heridos en otro ataque aéreo de la coalición internacional contra una sede del grupo radical en la zona de Al Kuair, al sureste de Mosul.

Por otra parte, un responsable de seguridad de Mosul, Hokar al Yaf, informó a Efe de que el autoproclamado ministro de Sanidad del EI, Falah al Saklawi, murió en un ataque de un avión no tripulado, registrado en el barrio de Al Zirai de Mosul hace algunos días.

En el mismo ataque murió también el director del hospital de la ciudad de Al Raqa (Siria), Kifah al Qasab, que acompañaba al ministro.

Ambos cargos son iraquíes y son dirigentes destacados en los rangos del grupo radical, por lo que fueron blanco del ataque.

Se desconoce la nacionalidad o procedencia del avión no tripulado, aunque Al Yaf dijo que probablemente pertenezca al ejército iraquí, el cual no ha hecho comentarios al respecto.

Mosul está en manos del grupo terrorista desde junio de 2014, cuando su líder Abu Bakr al Bagdadi declaró un califato en los territorios bajo su control en Irak y en la vecina Siria.