MP acusó a hombre por tráfico de cocaína en Zulia

referencial
referencial - archivo

El Ministerio Público acusó a Artur Stivez Hernández Machado (24), por su presunta responsabilidad en el tráfico de 103 panelas de cocaína, incautadas el 18 de abril de este año en el punto de control fijo Puente Venezuela, ubicado en la Troncal 6, parroquia Udon Pérez, municipio Catatumbo del estado Zulia.

Los fiscales 16° y auxiliar de esa jurisdicción, Robert Martínez y Marvelys Soto, respectivamente, acusaron a Hernández Machado por la presunta comisión del delito de tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, asociación para delinquir, y aprovechamiento de vehículo proveniente del delito en perjuicio del Estado.

Tales tipos penales están sancionados en las leyes Orgánica de Drogas, Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, y sobre el Hurto y Robo de Vehículo Automotor.

En el escrito presentado ante el Tribunal 2º de Control de Zulia con sede en Santa Bárbara, los representantes del Ministerio Público solicitaron la admisión del acto conclusivo y el enjuiciamiento del hombre, quien permanece recluido en la sede del Centro de Arrestos y Detenciones Preventivas de San Carlos, ubicado en el municipio Colón.

Adicionalmente, los fiscales le solicitaron a la citada instancia judicial que se mantenga la prohibición de enajenar y gravar bienes muebles e inmuebles, el bloqueo de las cuentas y demás instrumentos financieros del involucrado.

En horas de la tarde del citado día, Hernández Machado iba desde la población de Casigua El Cubo (Zulia) hacia La Fría (Táchira) a bordo de una camioneta marca Toyota con logos alusivos a la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), cuando fue detenido por efectivos de la GNB en el punto control fijo Puente Venezuela.

Los militares notaron una actitud sospechosa en Hernández Machado, motivo por el que procedieron a efectuar una revisión al vehículo, en el cual localizaron con la ayuda de un semoviente canino un alijo de 115 kilos con 90 gramos de cocaína, que estaba oculto en tres compartimientos.

Asimismo, los efectivos castrenses lograron determinar que los logos de Corpoelec eran falsos.