Monómeros, filial de la venezolana Pequiven en Colombia, afectada por la “corrupción Guaidó”

No sólo el “Cucutazo”, como se le conoce al desfalco de fondos destinados a la manutención de militares desertores pero derivado al pago de prostitutas y otros excesos, sino también a la industria petrolera venezolana en Colombia llegó la corrupción de los designados por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Lo afirma el hasta hace poco “embajador de Venezuela en Colombia”, designado así por el jefe parlamentario y reconocido como tal por el gobierno de Iván Duque, en una explosiva carta que confirma nuevos escándalos en el entorno del dirigente político de Voluntad Popular.

Monómeros Colombo Venezolanos S.A. “transforma hidrocarburos en desarrollo social” y “con una visión de liderazgo se proyecta como una potencia petroquímica mundial”, según reseña la firma en su sitio web Monómeros.com.

Monómeros Colombo Venezolanos S.A.


Propiedad del gobierno venezolano a través de la Petroquímica de Venezuela (Pequiven), Monómeros quedó en un “limbo jurídico” desde febrero de 2019, cuando el presidente colombiano ordenó negar la entrada a ese país a la directiva de la empresa.
Presidente colombiano, Iván Duque


En este aspecto, Calderón Berti señala: “Otro hecho con el cual me he sentido distante ha sido la forma como se ha manejado el tema de la empresa del Estado Venezolano que opera en Colombia, Monómeros Colombo Venezolano, C.A.”.

Reparto político partidista

Advierte que el proceso “no se llevó de una manera profesional y gerencialmente adecuado” y asegura que “no se logró una estructura de la Junta Directiva como se proponía, sino que hubo una participación político partidista que desvirtuó parcialmente el proceso”.

Aunque el experto petrolero y también expresidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) matiza que algunos de los integrantes de la Junta son “profesionales del sector” y que la producción logró “acercarse al 100% de la capacidad”, denuncia que hubo “errores gerenciales”, entre los que cita “la confusión de roles directivos”.

No obstante, aclara que “de allí a llegar a atropellar a servidores honestos dista mucho”.

(Lea también: Calderón Berti: Autoridades de Colombia dieron la alerta y “me hablaron del pago de prostitutas”)

El también exministro de Energía y Petróleo señala en su carta a Juan Guaidó que hubo “injerencia de la Asamblea Nacional, y particularmente de dirigentes políticos, en el manejo gerencial de la empresa”, lo que califica como algo “inconveniente e impropio”.

El exrepresentante de Guaidó en Colombia asegura que en el manejo gerencial de la empresa Monómeros hubo injerencia de la Asamblea Nacional


Sostiene que “la modificación de la integración de la Junta Directiva y del nivel gerencial no fue apropiado” y estima que envió una “pésima señal a los miles de expertos petroleros que serán esenciales para la reconstrucción de un sector vital para el país”.

Monómeros Colombo Venezolanos S.A. es una de las compañías más representativas en Colombia en el sector de abonos y fertilizantes. Sus productos son fundamentales para el campo, donde -según Dinero.com- cuenta con tres millones de clientes, respecto de la nutrición de los cultivos y de los animales.

El escándalo en Cúcuta

El diplomático remitió el viernes una carta al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, en respuesta a su destitución tras dar una rueda de prensa en la cual confirmó la veracidad de los hechos de corrupción, con base en la conclusión de la auditoría por él ordenada y por cuyos casos se mantienen abiertos procesos en la Fiscalía de Colombia.

En el escrito de ocho páginas, Calderón se refiere también al escándalo bautizado como el “Cucutazo”. En este aspecto, señala: “A los pocos días de mi arribo a Bogotá, se dio inicio a la ‘Operación Libertad’, que consistía en pasar la ayuda humanitaria desde la frontera hasta el territorio venezolano…”.

(Lea también: Carla Angola y Carlos Vecchio lanzan campaña de desprestigio contra Calderón Berti desde Miami)

“Hubo una importante presencia de altos dignatarios y de la prensa internacional en espera de importantes acontecimientos que se suponía debían presentarse al otro lado de la frontera. Nunca tuvimos conocimiento de las expectativas que usted creó a los demás presidentes y líderes presentes, pero ha debido ser algo importante para que dichos dignatarios se movilizaran desde tales lugares hasta Cúcuta en dicha fecha”, detalla.

No existe rendición de cuentas con respecto al intento de ingresar ayuda humanitaria al país a través de la frontera con Cúcuta


“De ese balance -agrega Calderón Berti- no hemos tenido hasta ahora ninguna rendición de cuentas” por parte de Guaidó.

En lo que respecta a los hechos de corrupción con los militares en los que están señalados los designados: Kevin Rojas y Rossana Barrera por el desfalco de “al menos” 144 mil dólares, indicó: “Desde los inicios de la llegada de militares a Colombia empezamos a recibir comentarios sobre un ‘manejo indebido de los recursos’ destinados a atender el contingente de los 148 militares”.

Kevin Rojas y Rossana Barrera, señalados por el desfalco de "al menos" 144 mil dólares


“Fueron alojados en hoteles, y según se me informó a posteriori, serían atendidos directamente por personas designadas por usted y cuyo costos de manutención también correrían por cuenta de funcionarios asignados a su Despacho…”.

“El 26 de abril recibimos una alerta de las autoridades colombianas de que efectivamente se venían produciendo hechos indebidos. Solicitamos información al respecto y, una vez recibida la misma, ordenamos una auditoría para determinar si habían ocurrido hechos dolosos”.

Auditoría confirma “manejo impropio”

“El resultado de dicha auditoría fue que hubo un manejo impropio de los recursos destinados a la atención de los militares que no estaban siendo atendidos por Acnur. El mismo día que recibimos el informe de auditoría, el 15 de junio, se le hizo llegar el informe vía electrónica a usted”. Leopoldo López estuvo al tanto de las indagaciones.

Calderón Berti sostiene que Leopoldo López estaba al tanto de las indagaciones


“Nosotros veníamos indagando sobre el manejo de los recursos destinados a los militares, pero no habíamos recibido ninguna denuncia sobre el tema de la ayuda humanitaria. Sobre la información que se publicó, la Embajada no tuvo ninguna responsabilidad…”

“El problema de Cúcuta no es que se haya publicado, sino que haya ocurrido. Llevé la denuncia el 18 de junio a la Fiscalía de Colombia. Es a este Órgano donde corresponde concluir las investigaciones y tomar las medidas pertinentes de acuerdo con la Ley”.

“Se ha comentado que se ha tratado de un monto relativamente pequeño, pero ese no es el tema, el monto no es lo esencial; fue el hecho en sí. Si se pregona que somos distintos, hay que demostrarlo”, sentenció.

“Reparto de cuotas partidistas”

“Lo cierto es que desde que ocurrió ese hecho he observado un claro distanciamiento suyo y de su equipo hacia mi persona, lo cual dificulta y entorpece mi trabajo como Embajador de Colombia. A pesar de ello, he continuado haciendo mi mejor esfuerzo”.

“Durante mi dilatada carrera de servidor público, siempre he actuado con responsabilidad, lealtad y honestidad a mis superiores. Fui formado en la lealtad y he trabajado con ella en cada tarea pública que la vida me ha deparado. Soy disciplinado, pero jamás sumiso”.

En su carta a Guaidó, Humberto Calderón Berti también se refiere a una eventual transición en Venezuela, indicando que “las credenciales no pueden ser las filiaciones políticas, sino la competencia y la probidad. El reparto de cuotas partidistas, como lo hemos presenciado en estos meses, es absolutamente improcedente y nos llevaría al fracaso”.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.