Meditar, una forma para sobrellevar el aislamiento

La meditación toma diferentes significados dependiendo del contexto, es una práctica milenaria de numerosas religiones y creencias; sin embargo, no es una religión, sino más bien un esfuerzo para autorregular la mente por medio de la relajación.

La meditación se relaciona, inicialmente, con el budismo pues es la práctica por excelencia de esta doctrina filosófica y espiritual; aunque también está presente en el hinduismo relacionada con el yoga, o en el cristianismo, con la oración, en el islamismo y otras religiones. 

Una de las tantas ideas sobre la meditación en el budismo es que por medio de esta se logra desarrollar estados mentales más positivos, consiguiendo así una sensación de felicidad más duradera, reseñó El Tiempo.

El profesor Alexander Rubio sabe sobre meditación en espacios de estrés. Enseñó alternativas metodológicas para la educación física utilizando técnicas somáticas como el hatha yoga, "mindfulnes", expresión corporal, percusión corporal, etc., en el Colegio Rodrigo Lara Bonilla, en una zona vulnerable en Ciudad Bolívar, y, actualmente, es director del Idep. 

Según explica, hay varias formas de acercarse a la comprensión del término: “Meditar es focalizar la atención, energía y la disposición, siendo consciente de sí mismo. “Las culturas ancestrales dicen que es ‘estar presente al presente’, es decir, con la mente y los sentidos en el lugar, conectados con la respiración”, explica. Hay varias técnicas: la meditación zen, el vipassana, la meditación en movimiento, las técnicas de focalización, etc.

Aunque la meditación es una práctica milenaria, las tecnologías han logrado que alcance su momento álgido en la actualidad. "The New York Times" sentenció que las aplicaciones de meditación son los nuevos "fitness trackers". De políticos a modelos las tienen en sus 'smartphones' y se han convertido en la herramienta perfecta para huir del estrés en el que la sociedad moderna nos ha sumergido.

Este es el momento

En medio de estos tiempos de incertidumbre, de distancia física de los seres queridos, de ansiedad, de miedo y estrés, la meditación se plantea como una opción para regular la mente, relajar el cuerpo y estar en paz.

La práctica regular de la meditación mejora nuestra salud física y mental. Es el cambio interior que necesitamos no solo para sobrellevar el confinamiento y el sufrimiento de la separación, pérdida o soledad de nuestros seres queridos, sino para poder posteriormente mejorar la calidad de vida y el bienestar.

El profesor Rubio, en estos días de cuarentena, ha publicado videos en los que enseña meditación y yoga, entre otras actividades. “Mi premisa es que el covid-19 no te robe la sonrisa, y un ejercicio muy importante es sonreír mientras meditas. Esta acción tranquiliza el cerebro, alivia nuestro ser, nos ayuda a ser más empáticos. Nos permite regularnos emocionalmente, genera tranquilidad y aumenta la producción de dopamina”.

Meditar sirve principalmente como una higiene mental, pero afecta todas las dimensiones de nuestra vida, explica Ángela Losada, instructora de meditación en la fundación El Arte de Vivir, y asegura que “permite disminuir los pensamientos repetitivos, que son los que no le permiten a la mente relajarse. Generalmente esos pensamientos que se repiten son preocupaciones que nos afectan mentalmente y también nos generan emociones negativas. Estas a su vez generan toda clase de tensiones y efectos en nuestra salud física. Por eso, meditar ayuda a que nuestra vida mejore en todos los aspectos”.

Y son varios los estudios científicos realizados por algunas de las universidades y centros de investigación más prestigiosos del mundo que lo confirman.

Según un estudio de la Universidad de California, la práctica regular de la meditación combate el envejecimiento celular. Pero además, mejora los sistemas cardiaco, digestivo y respiratorio, y refuerza el sistema inmunológico, proporcionándonos una mejor calidad de vida.

Asimismo, la meditación reduce notablemente el estrés, la ansiedad, el insomnio, además de prevenir y combatir los síntomas de la depresión. Un estudio de la Universidad de Baltimore demostró cómo la práctica regular de técnicas de meditación tiene un efecto equivalente al de los tratamientos con fármacos antidepresivos.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.