Especial | Guerras y conflictos armados: Aniquiladoras ideas que pretenden forjar la paz

Referencial

La raza humana ha experimentado la guerra, la cual ha dejado un centenar de fallecidos y heridos. Ciudades han quedado destruidas por completo, incluso medios de vida totalmente arruinados. Y resulta curioso pensar que el medio ambiente ha sido la peor víctima olvidada tras quedar aguas contaminadas, cultivos quemados, bosques afectados, tierras envenenadas, millones de animales muertos y todo esto para tener una ventaja estratégica militar. 

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)

El (PNUMA) manifiesta que por lo menos el 40% de los conflictos internos que se tienen registrados históricamente hablando, en la década de los años 60, tiene relación con una explotación de recursos naturales que son de gran valor, como por ejemplo la madera, los diamantes, el oro, los minerales y el petróleo. 

A su vez, desde otro enfoque se puede también indicar que existió escasez de  tierra fértil y de agua. El riesgo de recaída de este tipo de conflicto por los recursos naturales se duplica con respeto a otros casos.

Las Naciones Unidas tiene como prioridad la preservación del medio ambiente para formar parte de las estrategias para la prevención de conflictos y para mantener la paz y consolidarla. No puede haber paz sin tomar las medidas necesarias para que el ecosistema subsista. 

Concientización para preservar el medio ambiente 

La Asamblea General declaró el 6 de noviembre de 2001 como Día Internacional para la prevención de la explotación del medio ambiente en la guerra y los conflictos armados en su (resolución 56/4 ).

Años más tarde, el 27 de mayo de 2016, la Asamblea de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente aprobó la resolución UNEP/EA.2/Res.15, en la que reconoce que unos ecosistemas saludables y unos recursos naturales gestionados de manera sostenible contribuyen a reducir el riesgo de los conflictos armados. Esa misma Asamblea reafirmó su firme compromiso con la plena aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que figuran en la Agenda 2030. 

Consecuencias de los conflictos armados 

Los conflictos armados tienen consecuencias nefastas para el mundo, y una influencia negativa en los hechos históricos de una nación. 

En tal sentido, las guerras sólo pueden acarrear problemas políticos complejos, dificultades económicas que pueden llevar años en solucionarse, comunidades enteras destruidas, desafíos diplomáticos y de gestión gubernamental directa o indirectamente. 

Estos hechos suelen provocar crisis humanitaria, sociólogos y psicólogos señalan que estas situaciones afectan seriamente a los que la padecen y que tardan muchos años en recuperar la normalidad. 

Las consecuencias sociales del conflicto armado son desfavorables para atraer capital a un país y para dar seguridad y estabilidad a los empresarios locales e internacionales interesados en invertir. 

Pobreza

La guerra agrava la pobreza de las comunidades más desfavorecidas que ven que los salarios son bajos, los productos del campo baratos, el costo de vida caro y los impuestos no dejan de subir.

Impacto emocional y psicológico en los niños 

Si la infancia ha crecido en medio del conflicto armado y en muchas ocasiones ha sido protagonista de actos terroristas e inhumanos sin duda, eso repercute en el crecimiento normal de los niños. 


Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/globovision_oficial y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en Venezuela y el mundo.