Más de un siglo de petróleo

El presidente Maduro regresa de un largo viaje que lo llevo a Moscú, donde sostuvo unaapretada e intensa agenda de trabajo. Allí se reunió con el presidente de Rusia Vladímir Putin, las Agencias de Prensas informan sobre el respaldo del presidente ruso y su gobierno a Venezuela ante el asedio económico y político ejecutado por los EEUU y las multinacionales, es decir, el ataque del imperio hacia el estado venezolano.

Las primeras declaraciones del presidente Maduro están relacionadas con la resolución de la OPEP, porque ratifica la reducción de la producción de petróleo para estabilizar los precios del crudo en un nivel justo para productores y consumidores, en igual tenor anuncia haber logrado financiamiento para la recuperación de PDVSA, a sí mismo, inversión para la explotación del oro, coltan, diamantes, entre otros. En resumen, considera que ha sido un poderoso espaldarazo a la nación para contribuir a la derrota de la “guerra económica”.

Después del descubrimiento del petróleo, la economía del mundo gira en torno a la energía fósil, un 80 % del consumo total de energía proviene del oro negro. Los hidrocarburos, las armas y el narcotráfico son los tres negocios más rentables en la economía mundial, en nuestro país, algunos consideran que el petróleo ha sido una maldición, creo que es más pertinente señalar que la condena la hemos tenido en algunos políticos que no han estado a la altura de las exigencias del desarrollo de la patria, porque no han defendido nuestro recurso no renovable ante la asimetría en el reparto de los beneficios, pues la tajada más grande se queda en manos de las multinacionales del petróleo.

Hoy después de más de 100 años de su explotación de carácter comercial, la industria no escapa de la crisis que trastoca a toda la sociedad venezolana, esta es objeto de los ataques del imperialismo al envilecer los precios del crudo, cerco comercial e imposición de obstáculos para su funcionamiento en la banca a través de bloqueos en cuentas del exterior, más los errores políticos cometidos por el mismo gobierno en la designación de tránsfugas corruptos, que comprometen el futuro de PDVSA.

El presente y futuro de PDVSA descansa sobre los hombros de los trabajadores de la empresa, justo es reconocerle que en medio de las mayores adversidades ellos anhelan su recuperación, más del 48 % de un total de 120.000 obreros han desestimado sus puestos de trabajo, los que han dado un paso al frente, luchan centímetro a centímetro por el espacio productivo de PDVSA, en contra de los burócratas felones que apuestan al paro de la industria, los obreros conscientes conocen que si hay una empresa solvente y productiva, a ellos y su familia les irá mejor en su calidad de vida.

El presidente obrero no pierde contacto con la realidad que vive el sector en el conjunto de la economía, por eso con soberanía teje acuerdo con los Chinos, los rusos, busca aliados para proteger la columna vertebral del Estado Nación, extirpa los vicios y abusos de la corrupción, ejecuta una política de consenso multipolar con los países productores de la OPEP y no asociados a la Organización de forma asertiva en el concierto de la geopolítica petrolera, colocando un freno a las pretensiones de Donald Trump.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.