Margot Benacerraf: Una leyenda del cine venezolano escrita en letras de sal

Tropezó con el cine por casualidad, pero lo cierto es que Margot Benacerraf siempre demostró una facilidad natural para contar historias, le gustaba escribirlas para luego escenificarlas. Su pasión era el teatro, quería ser dramaturga ¿quizás directora? sobre las tablas, sin cámaras de por medio... la película de su vida comenzó a rodarse un 14 de agosto de 1926. 

Con frontal irreverencia, rechazó el guión que la época establecía para las señoritas de su edad. Cuando terminó la primaria, ella no quiso ser adiestrada en las tareas domésticas a la espera de un buen partido para casarse. La niña Benacerraf se empeñó en proseguir los estudios y fue complacida. Su terquedad la llevó a la facultad de filosofía y letras de la Universidad Central de Venezuela, pero el genio lo traía de antes, así lo demuestran muchos de sus ensayos, publicados en la Revista Nacional de la Cultura, mientras todavía estudiaba en el Liceo Andrés Bello. 

En 1947, sus profesores envíaron una obra suya al concurso hispanoamericano de teatro, dónde ¡vaya sorpresa! resultó ganadora, distinción que vino acompañada de una beca para estudiar cinematografía en Nueva York, instruida por el visionario director alemán Erwin Piscator, cuyo método de enseñanza consistía en mezclar: cine, música y teatro, en un modelo de formación integral. Así fue como de inmediato y sin chistar, Margot Benacerraf se apresuró a iniciarse como actriz. En esos menesteres, reafirmaría que no le gustaba ser dirigida. 

 _"El descubrimiento del cine fue tan impactante que lo dejé todo". 

(Lea También: Rómulo Gallegos y Andrés Eloy Blanco: dos venezolanos ilustres nacidos en agosto)

César Enríquez, un viejo conocido de Caracas la anima a probar suerte en el instituto de Altos Estudios Cinematográficos de París. Aunque logró ingresar, su formación se vio súbitamente truncada cuando le llega la noticia de que su padre estaba gravemente enfermo. Paradójicamente, sería su regreso a Venezuela el catalizador determinante de su carrera cinematográfica

De vuelta a su ciudad natal, enarbolaría su pasión por el séptimo arte para dirigir revistas y clubes de cine. A pesar de los altibajos, su iniciativa cosechó dos grandes triunfos: se creó el Círculo de Cronistas Cinematográficos de Caracas, en 1951, seguida de la apertura de la Asociación Venezolana de Exhibidores de Películas. Por aquellos años, arrancó la producción de su ópera prima, el documental Reverón:  "Él me llamaba Margocita (...) y permitió que yo lo dirigiera, algo muy difícil para un pintor", dirá después.  

La última noche de rodaje en Castillete el pintor quiso tomar su lugar, pero el momento no se registró para ahorrar metraje: "Me he arrepentido toda la vida, era Reverón dirigiéndome a mí", confesó la cineasta durante una entrevista.       

El film que retrataba al llamado "loco de Macuto", se proyectó en noviembre de 1952. Una vez más Margot se encontraba bajo los reflectores del reconocimiento. La película llegó a Berlín dónde fue recibida con el mismo entusiasmo. Desde entonces, fue una figura recurrente en cuanto festival se presentara. Sin darse cuenta, se había convertido en Madame Cinéma. 

Su primera película le traería un honor adicional. Durante una proyección de Reverón en la Cinemateca de París, alguien se acerca a Benacerraf para felicitarla y proponerle que filme una película sobre su vida. Se trataba del mismísimo Pablo Picasso. Con apenas 26 años, la joven emprendió esa aventura sin ningún plan de rodaje y armada tan sólo con una cámara de 16mm.  

"Al cabo de un mes ya habíamos filmado una gran cantidad de cosas. Entonces le comenté: tenemos que terminar la película (...)". Lamentablemente ese material se perdió

Margot intentaría acercarse a la ficción con la adaptación de Casas Muertas de Miguel Otero Silva, un proyecto que incluso tuvo su guión escrito a dos manos con el autor. Pese a ello, la película no llegó a concretarse y ella volvió al género documental.Aquella vez su instinto la llevaría hasta la blancura árida y punzante de Araya, para contar la historia de sus habitantes, inmersos en aquel desierto salino. 

El largometraje se estrenó en el XII Festival de Cannes un 15 de mayo de 1959, alzándose con el Premio Internacional de la Crítica. En entrevistas posteriores, Benacerraf hablaría de la satisfacción que le produjo el premio pues el camino hasta allí no fue fácil: Araya fue filmada con tan sólo dos personas: el encargado del sonido y ella. 

"Araya es una metáfora de América Latina, pasamos de 1.500 al 2.000 pero seguimos igual

Pese a su enorme repercusión internacional, Araya (1959) no despertó gran entusiasmo en Venezuela, llegó al país dieciocho años más tarde, el 17 de mayo de 1977, doblada al español por el dramaturgo José Ignacio Cabrujas.El estreno se realizó a beneficio de los niños de esa comunidad. 

Por increíble que parezca, tras triunfar en Cannes como parte del llamado "boom latinoamericano del cine". El  mayor logro de Benacerraf la esperaba en Venezuela, donde fundaría la Cinemateca Nacional en 1966. 

Margot Benacerraf  leyó el discursó inaugural de la Cinemateca  en el 50 Aniversario de la institución en 2016 

A Margot Benacerraf, le bastaron dos documentales Reverón (1952) y Araya (1959) para alzarse como una pionera y  referente del séptimo arte. La cineasta que hoy cumple 92 años se convirtió en la protagonista de su propia película "Madame Cinéma"(2018), un documental de  Jonathan Reverón estrenado  en el marco del 32 festival de cine francés, celebrado en Caracas,  con la realizadora como principal homenajeada. 

 Benacerraf posa junto al embajador de Francia en Venezuela y el  cineasta Jhonathan Reverón foto: El Universal

  En palabras de Joe Torres, coproductor del documental Madame Cinéma, el legado de Margot Benacerraf trasciende su filmografía: "Ella es una mujer que hizo cine no sólo a través de sus películas sino creando espacios, politícos, sociales y culturales para formar a las nuevas generaciones", puntualizó. 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.