Los sorprendentes lujos de la leyenda del baloncesto Michael Jordan

Michael Jordan, el exjugador de baloncesto más famoso de la historia, protagonizó el documental "The Last Dance", producido por Espn y presentado en la plataforma Netflix, que empezó a transmitir sus episodios desde marzo. Uno de los aspectos que han llamado la atención de los espectadores con mirada aguda son los lujos que Jordan ostenta en sus apariciones en la producción.

Mientras habla en sus entrevistas, se pueden apreciar los enormes espacios de su mansión, la costosa bebida que toma (que, al parecer, es un truco publicitario) y sus demás excentricidades.

Jordan es uno de los deportistas más ricos del mundo y su fortuna, según la revista "Forbes", está avaluada en 2.100 millones de dólares. De hecho, en la lista de personas más ricas del mundo de 2020, que es elaborada por ese medio, Jordan ocupa el lugar 1.001, reseñó El Tiempo.

Aunque su carrera es un ejemplo de éxito para los deportistas de todas las disciplinas, sólo una porción menor de su capital actual la consiguió practicando el baloncesto.

Forbes señala que su salario total como jugador sumó unos 90 millones de dólares. Mientras que el dinero que obtuvo por parte de las marcas que lo patrocinan suma un total de 1.700 millones de dólares, sin descontar los impuestos.

Aunque la compañía con la que muchos identifican su imagen es Nike, aún tiene contratos con patrocinadores como la empresa de ropa Hanes, la de bebidas Gatorade y la marca de tarjetas de crédito Upper Deck.

Las enormes cantidades de dinero que Michael Jordan aún sigue devengando han tenido como destino bienes e inmuebles bastante extravagantes. Entre sus lujos están un yate que cuesta alrededor de 80 millones de dólares y siete carros de alta gama que compró para él y su familia, según el medio "Bussines Insider".

Tal vez uno de los lujos que más resaltan es su mansión del norte de Chicago, apodada "His Airness". Su valor es de alrededor de 15 millones de dólares, pero ha fracasado en su intento por venderla en numerosas ocasiones. Se mudó a ella en 1994. Tiene un total de 5 mil metros cuadrados, una cancha de baloncesto interna, una de tenis a un costado y 19 baños.

Asimismo, posee una lujosa mesa de billar, una biblioteca y un amplio gimnasio. Incluso, hay una gran bodega para almacenar licores, que tiene una capacidad de mil botellas.

Una pregunta que muchos se han hecho después de ver la serie documental es, ¿qué tipo de licor está tomando Michael Jordan en sus entrevistas? Las especulaciones eran distintas y dieron pie a debates, sobre todo porque el exjugador ha dicho en varias oportunidades que, cuando aún estaba practicando deporte, evitaba al máximo las bebidas alcohólicas.

Pero la periodista Ramona Shelburne, que participó en la realización de "The Last Dance", puso fin a los rumores.

Reveló que se trataba de una botella de tequila llamado Cincoro, una marca en la que Jordan tiene participación y que ofrece productos de entre 65 y 1.300 dólares la unidad, es decir, entre 255.000 y 5'100.000 pesos colombianos aproximadamente.

La miniserie "The Last Dance" relata los puntos álgidos de la carrera del exjugador de baloncesto. Se ha vuelto muy popular en las últimas semanas debido al retrato que hace de Jordan y las personas que fueron cercanas a él.

Jason Hehir, su director, ha resaltado el arduo trabajo que tuvo que hacer el equipo de producción para sacar adelante el proyecto. Desde 2017, año en el que empezó a cocinarse el trabajo, Hehir y su equipo entrevistaron a más de 100 personas e hicieron un archivo de unas 10.000 horas de filmación. 

El resultado se condensó en 10 capítulos de 50 minutos que muestran la historia de una de las figuras más grandes del deporte de todos los tiempos.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.