Líderes apuestan por el libre comercio multilateral en décima cumbre del Brics

El bloque de potencias emergentes de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) se comprometió a reforzar el libre comercio multilateral, en un claro desafío al proteccionismo unilateral que propugna EEUU.

Haremos todos los esfuerzos por fortalecer el sistema de comercio multilateral”, afirmaron los líderes de los BRICS en la “Declaración de Johannesburgo“, el comunicado final de la décima cumbre del bloque, que se celebra esta semana en esa ciudad sudafricana.

En el documento, los presidentes de Brasil, Michel Temer; Rusia, Vladímir Putin; China, Xi Jinging; Sudáfrica, Cyril Ramaphosa; y el primer ministro de India, Narendra Modi, coincidieron en subrayar que ese sistema afronta “desafíos sin precedentes”.

El bloque, que representa algo más del 40 por ciento de la población mundial y el 23 por ciento del productor interior bruto del planeta, defendió sin ambages una economía global “abierta” regida por las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Reiteramos nuestro compromiso para fortalecer las instituciones multilaterales de gobernanza global y garantizar que se atajan de forma exhaustiva los retos globales”, insistieron los BRICS, al valorar también el “papel central de la ONU” en asuntos mundiales.

(Lea También: EEUU acusa a Ortega de librar una guerra contra la Iglesia en Nicaragua)

Aunque ni el comunicado ni los gobernantes de las potencias emergentes mencionaron nunca a EEUU, la deriva unilateral y proteccionista que abandera su presidente, Donald Trump, ha sido claramente el blanco de las quejas de los líderes en la cumbre.

Trump no sólo ha socavado el apoyo de su país a las Naciones Unidas, sino que ha declarado guerras comerciales con medidas arancelarias a la Unión Europea (UE) y, sobre todo, a China.

No sorprende, pues, que el mandatario más duro con Washington en Johannesburgo fuera Xi, quien hoy instó al bloque a “rechazar rotundamente el proteccionismo” y abrazar el “multilateralismo” para que las disputas se resuelvan “mediante el diálogo”.

El presidente de China, segunda potencia económica del mundo después de Estados Unidos, hizo esos comentarios mientras el órdago comercial de Trump no tiene visos de remitir.

El pasado día 20, el inquilino de la Casa Blanca aseguró estar “dispuesto” a imponer aranceles a las importaciones procedentes de China por valor de 500.000 millones de dólares, en la que sería la tercera batería de gravámenes al gigante asiático en 2018

De cumplir esa amenaza, se trataría de la tercera batería arancelaria de EEUU contra China, con la que Trump ha enzarzado a su país en una guerra arancelaria sin cuartel desde comienzos de julio.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter