Las 4 polémicas más sonadas sobre la conquista de América

Isabel Ayuso
Isabel Ayuso - Referencial

El 12 de octubre es una fecha en la que se recuerda la llegada de Cristóbal Colón a la isla Guanahaní en 1492, sin embargo, se conmemora de dos maneras diferentes: mientras en España se celebra el Día de la Hispanidad, en varios países de América Latina se habla del Día de la Resistencia Indígena.

Ese enfoque, que tiene que ver con si la historia está contada por los vencedores o por los vencidos, continúa generando polémica en la actualidad. La evidencia la dejan los enardecidos debates que todavía levantan políticos de diverso signo en torno a la colonización, el expolio de los pueblos originarios y la reivindicación –o no– de las figuras que protagonizaron el proceso de la conquista.

La petición de perdón que le hizo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a España por los horrores de la conquista; el festival de dislates que se produjo en la convención del Partido Popular español hace unas semanas; o el empeño de la ultraderecha por apelar al 'orgullo histórico' de la colonización en América, son solo algunos de los signos que revelan la vigencia de la discusión.

(Lea también: España celebra su fiesta nacional con un desfile militar)

"El indigenismo es el nuevo comunismo"

En una gira por Nueva York, EE.UU., la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, hizo unas controvertidas declaraciones en las que arremetió contra el "indigenismo" que, a su juicio, pretende "crear una falsa historia" de la conquista española en América Latina.

Aunque su mensaje pretendía exaltar la "hispanidad", la política madrileña aprovechó el foro para manifestar su consternación por el crecimiento "alarmante" de un discurso que reivindica el pasado indígena en América. Para ella, el reconocimiento que hacen los países de la región al legado de sus culturas ancestrales es "una revisión maniquea" que busca "deshacer la historia de España".

Ayuso, que forma parte de las filas del conservador Partido Popular (PP), fue más allá y aseveró que el rescate de las raíces y la historia de los pueblos originarios de América es parte de una componenda para "promover un indigenismo que es el nuevo comunismo".

Además, criticó las disculpas ofrecidas por el papa Francisco a México por los excesos cometidos por la Iglesia en América Latina: "A mí me sorprende que un católico que habla español hable así a su vez de un legado como el nuestro, que fue llevar precisamente el español, y a través de las misiones, el catolicismo y, por tanto, la civilización y la libertad al continente americano", señaló la política.

"Andrés por los aztecas, Manuel por los mayas"

A finales del mes pasado, José María Aznar, expresidente del Gobierno de España (1996 y 2004), se burló de la petición de perdón hecha por el mandatario mexicano a su país por los horrores de la conquista.

"Andrés por parte de los aztecas. Manuel por parte de los mayas. López, qué es eso, vamos. Y Obrador de Santander", agregó el exmandatario español, intentando mofarse del origen de los nombres del presidente mexicano, en medio de los aplausos de los asistentes.

"Es que si no hubiesen pasado algunas cosas, usted no estaría allí, ni se podría llamar como se llama, ni podría haber sido bautizado, ni podría haberse producido la evangelización de América", declaró Aznar, sin hacer mención al proceso de expolio económico, social y cultural que significó la conquista española para los pueblos indígenas de México, hace 500 años.

"Salvajes, bestiales y hasta caníbales"

A principios de este mes, el encargado de la Oficina del Español en Madrid, Toni Cantó, no solo desconoció el proceso de la conquista y la colonización española, sino que hizo alarde del racismo historiográfico contra los pueblos originarios del continente americano, al llamarlos "salvajes" y "hasta caníbales".

"Yo no creo que seamos colonizadores ni nada parecido. Yo creo que España cuando llegó a aquel continente, liberó", dijo el cuestionado funcionario, que está acusado de ocupar un cargo "hecho a medida" para la supuesta promoción del español en Europa.

En su intervención, Cantó replicó los argumentos coloniales y racistas de la historiografía sobre América Latina, al asegurar que los pueblos indígenas estaban bajo "un poder que era absolutamente brutal y salvaje", antes de la llegada del imperio español.

"Eran capaces de en una sola ceremonia matar a 70.000 personas. Yo creo que España liberó aquello y a partir de ahí creamos una historia común y con un legado histórico del que nos tenemos que sentir muy orgullosos. Reivindicando algo muy bueno que hicimos de forma conjunta y que espero que sigamos haciendo durante muchísimos años", sostuvo el político.

"España nunca tuvo colonias, sino territorios"

Aunque el papa Francisco sí pidió disculpas a México por los "pecados personales y sociales" cometidos por la Iglesia católica durante la evangelización que se inició durante la conquista de América por parte de España, el gesto no fue bien recibido por la ultraderecha española.

El vocero del partido Vox, Iván Espinosa de los Monteros, arremetió contra el papa por considerar que el sumo pontífice no tenía que pedir perdón en nombre de España, porque era de nacionalidad argentina.

"No entiendo muy bien qué hace un papa de nacionalidad argentina disculpándose en nombre de los demás", aseveró Espinosa, tras reivindicar los motivos que tenía para "estar orgulloso" de los "valores de la hispanidad", que a su juicio son "la libertad, la igualdad o la aplicación de la ley para todos por igual". "España ha sido ejemplar", remató.

Fuente: Actualidad RT

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.