La lava ralentiza su paso y amenaza con devorar decenas de casas más

Volcán
Volcán - Cortesía

En La Palma, el magma del volcán avanzaba a paso más lento, según los técnico entre 120 y 150 metros por horas, pero su voracidad no remite. hasta el momento ha afectado 185 edificaciones, incluidas 63 viviendas,  la cifra subirá al alcanzar el barrio de Todoque, donde habitan unos 1.200 personas, por lo pronto, el saldo es de 400 explotaciones agrícolas, daños en carreteras y destrucción en  unas 200 infraestructuras. .

Los agricultores y ganaderos, a los que se ha impedido por razones de seguridad el paso a sus propiedades, observan cómo el muro de lava de entre seis y diez metros de altura según las zonas se lleva por delante canales de riego, acequias, tuberías y balsas de suministro, reseñó Diario de Navarra

(Lee también: Erupción de volcán en La Palma destruye el último pueblo en su paso hacia el mar)

Un cálculo de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) indicó que la superficie agraria útil que se verá dañada por la marcha del magma que podría alcanzar las 400 hectáreas, 300 de plataneras y casi el resto viñedos y aguacates. Una escuela en Los Llanos de Aridane a la que acudían 23 alumnos también quedó calcinada por la pulsión del magma. 

Los expertos aseguran que cuenta con una novena boca eruptiva que comenzó a expulsar material incandescente y se ha abierto a 900 metros de la principal. 

No obstante, se hablaban de cuatro bocas principales activas incluida la nueva y dos lenguas o coladas, una al sur casi sin movimiento y la otra que avanza hacia el mar. Es la que amenazaba con arrasar con Todoque, el último núcleo urbano en su camino antes llegar al Océano Atlántico.

El río de lava y humo ya ha obligado al desalojo de más de 5.700 vecinos. Respecto a la actividad sísmica, el martes hubo cuatro temblores más, entre 3,2 y 3,8 grados.

Gases Tóxicos 

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) certificó que la masa de lava se va ralentizando, En caso de alcanzar el mar,  la lava provocará una violenta reacción química, similar a cuando se vierte agua en una sartén con aceite hirviendo, donde desprenderá una masa de vapor y gases tóxicos, cloro incluido, además de registrarse algunas explosiones.


"Quiero ratificar la necesidad de la mayor de las precauciones con un volcán que está activo. Frente a él no se puede hacer nada", alertó el presidente de Canarias, Angel Víctor Torres. Unas 540 personas, entre miembros de la Guardia Civil, Policía y UME velan por la seguridad.

El Gobierno ha comenzado los trámites para declarar la isla zona catastrófica. A la vista de que las pérdidas materiales sobrepasarán con creces los 400 millones de euros, el 1% del PIB de la isla. 

La Palma podrá acogerse a los fondos de solidaridad de la Unión Europea. El presidente del Gobierno Español, Pedro Sánchez, dijo que la gestión de la crisis no acabará cuando la lava llegue al mar. "Terminará cuando reconstruyamos todos los destrozos provocados por la erupción del volcán".

Fuente: Diario de Navarra 

Síguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.