La Grita celebró la fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles: “enviada para anunciar y proteger”

La población de La Grita celebró este viernes la festividad en honor a Nuestra Señora de los Ángeles. La misa la presidió monseñor Mario Moronta, Obispo de San Cristóbal, exhortando a los fieles a imitar a la Virgen María anunciando y dando testimonio de su hijo Jesucristo.

La devoción mariana en honor a Nuestra Señora de los Ángeles es celebrada desde hace 440 años en La Grita, y este 2 de agosto celebró también 10 años de la Coronación Canónica de su imagen. Asimismo, su templo parroquial celebra 50 años de su consagración.

(Lea también: #SantoCristoPorGV | La Grita celebra por su patrona, la Virgen de los Ángeles)

En la homilía, el Obispo Mario Moronta recordó que “los Ángeles son los enviados para dar un mensaje y cumplir una misión, y junto a la Virgen manifiestan esa importancia que María tiene en la historia de la humanidad y la salvación. Ella se identifica con los Ángeles, porque ella que recibe de un Ángel una misión y una palabra que se cumple, también nos da un mensaje: hagan lo que Él les diga”.

“Al venerar a la Virgen María en su advocación de los Ángeles, ella enviada para anunciar y proteger, nosotros la veneramos sobre todo imitándola, pero eso significa que debemos imitar también a su hijo. Por tanto, nos invita a ser como un Ángel para los demás, anunciando lo que ella anunció: hagan lo que Él les diga”, expresó el monseñor Moronta.

El Obispo invitó a meditar el mensaje de la Virgen en esta advocación mariana: “ella nos está diciendo, hijo mío tú tienes que ser como yo, porque tú también eres enviado por Dios para anunciar su Palabra, sobre todo con el testimonio de vida, y protegiendo a los más depreciados por la sociedad. Esa es la experiencia que debemos colocar en práctica en nuestra devoción a la Virgen María”.

Además de los sacerdotes diocesanos y religiosos, estaba presente en la celebración el Nuncio Apostólico en el Congo –monseñor Francisco Escalante- quien donó una capa a la imagen de la Virgen como acción de gracia por sus 30 años de ministerio sacerdotal, y del presbítero Leandro Rodríguez quien falleció recientemente.

Durante la ceremonia el Obispo Moronta también impartió la bendición sobre los niños y niñas presentes en la Eucaristía, y recordó la importancia de protegerlos y educarlos en la fe.     

Al finalizar la Eucaristía, expresó su solidaridad con las personas que quedaron desempleadas por el cierre de las empresas privadas en la comunidad de La Grita: “nuestra solidaridad con los desempleados y nuestro deseo que la empresa privada vuelva nuevamente al Táchira”.

Además monseñor Moronta se refirió a las negociaciones políticas que se están llevando a cabo: “pedimos a quien están haciendo las negociaciones que no busquen sus propios intereses, ya basta de que los dirigentes políticos sólo se preocupen por sus bienes”.

“Este país va a seguir adelante, pude ser que no haya gasolina, y que algunos la acaparen para luego venderla a precio de pecado mortal. Puede ser que nos quiten la luz, pero no nos van a quitar la fe”, concluyó el Obispo.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.