Presidente Iván Duque será llevado a la CPI por ajusticiamiento de dos jóvenes venezolanos

Vicepresidente ejecutiva Delcy Rodríguez
Vicepresidente ejecutiva Delcy Rodríguez - Leonardo Fernandez Viloria / Reuters

La Vicepresidente de la República, Delcy Rodríguez, señaló este miércoles que el atroz homicidio de los dos jóvenes venezolanos en Tibú, en el Norte de Santander, en Colombia, responde a la política de exterminio del país vecino en conjunto con el extremismo de la oposición venezolana.

Frente al homicidio ocurrido el pasado 9 de septiembre de un niño venezolano perteneciente a la etnia Wayúu y un adolescente, en el municipio Tibú, la vicemandataria anunció que el Presidente Iván Duque, será llevado ante un tribunal de la Corte Internacional de Justicia, en La Haya, "por el delito de exterminio y persecución contemplado en el artículo 71-H del estatuto de Roma", contra migrantes venezolanos, lo cual indicó "se ha convertido en una política sistemática" del Gobierno Colombiano.

En tal sentido, dijo que 2.061 venezolanos han sido asesinados en Colombia desde el año 2017, de acuerdo a cifras aportadas por el Departamento de Medicina Legal del vecino país.

Durante rueda de prensa, la vicemandataria mostró un audiovisual en el cual se ven a las dos víctimas siendo acusadas por comerciantes de la zona de un supuesto hurto.

(Lea también: Canciller Plasencia exige justicia en asesinato de menores venezolanos)

Los “niños fueron víctimas de delitos de odio, fueron insultados en su dignidad como niños, (…) señalados como ladrones y delincuentes”, expresó Rodríguez.

En tal sentido, calificó el suceso como “una ejecución extrajudicial” y lo tildó como un hecho “terriblemente abominable”, que por demás ha impactado a la población venezolana.

“Esta reflejando una realidad (...) el delito de xenofobia, persecución y exterminio contra los migrantes venezolanos”, manifestó Delcy Rodríguez al atribuir éste y otros casos, como el ocurrido recientemente en Chile, donde carpa de migrantes venezolanos fueron quemadas, a “una situación que fue promovida por el extremismo venezolano”, de una dirigencia que pidió sanciones contra Venezuela, “cuando dijeron que el sufrimiento económico y social del pueblo, era el costo que debía pagarse para que ellos accedieran al poder” y a los bienes del país.

“Lo estamos viendo (…) la pelea entre factores del G4 acusándose los unos contra los otros sobre quien se está robando más dinero de los activos que fueron secuestrados ilegítimamente en el exterior”, argumentó Rodríguez.

En esta línea apuntó a que esos factores de oposición “esconden una organización criminal” que se lucra de la migración venezolana.

“Fueron los que pidieron sanciones y promovieron la migración económica hacia países de nuestra región”, enfatizó la Vicepresidenta.

Ante estos hechos demandó el repudio de los organismos internacionales a quienes también señaló de estar articulados con la oposición venezolana y el Presidente de Colombia, Iván Duque, para "lucrarse" de esta situación.

"Al día de hoy no he visto un pronunciamiento de las más altas autoridades de Acnur, de OIM, la Alta Comisionada de los Derechos Humanos, repudiando este abominable crimen contra niños venezolanos".

Finalizó pidiendo se investigue lo que está ocurriendo en Colombia contra los migrantes.

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.