Israel se defiende

Desde el pasado 2 de mayo pasado se reinició una escalada de violencia por parte del grupo terrorista Hamas que controla Gaza y lleva la Yihad Islámica a la zona.

En pocos días se registraron más de 700 cohetes que fueron lanzados en contra de la población civil israelí, muchos de ellos interceptados por la Cúpula de Hierro de Israel.

Los terroristas montan sus bases de lanzamiento en colegios, centro de oraciones y hospitales. Hay víctimas de ambas partes. Mientras eso ocurre en Cisjordania todo esta normal.

Los recientes acontecimientos están documentados y a los ojos del mundo, al secretario General de las Naciones Unidas no le ha quedado más remedio que salir a condenar a los terroristas.

Israel ha logrado disminuir muchos objetivos de Hamas, incluyendo estructuras subterráneas donde se ensamblaban los cohetes, pero los terroristas tienen mucho apoyo.

Lo de Gaza es grave porque, en el año 2006, Hamas, a través de una guerra civil, se hizo de la zona desplazando al gobierno de turno. Hay un conflicto entre la Autoridad Palestina y el grupo irregular que pretende ahora que se le reconozca como partido político. El ataque a Israel es parte de la demostración de fuerza de Hamas frente a sus adversarios palestinos.

Imaginemos por un instante que, desde Guadalajara se lancen a San Diego 700 cohetes. En pocas horas Guadalajara se convertiría en un estacionamiento.

Israel ejerce su derecho a la defensa y tiene las herramientas para ir minimizando quirúrgicamente objetivos terroristas pero, puede llegar el momento en el que la paciencia llegue a su fin y allí será tarde para negociar.

Por los momentos Egipto es quien sirve de intermediario para los altos al fuego, pero el mundo debe apuntar a Catar y los demás financistas para poder hacer bien la tarea.

Este evento tiene una trascendencia especial pues ocurre al inicio del Ramadán y días antes del inicio del Festival Eurovisión 2019 el cual, este año, se efectuará en Israel; de manera que esto no es mera casualidad.

No habrá paz jamás, si entre los mismos palestinos no se ponen de acuerdo y si los terroristas viven en impunidad , a estos no les interesan territorios; ellos se nutren del conflicto.