Guerra abierta entre los tutores de Britney Spears

Britney Spears lucha por su libertad contra un padre que se resiste a abandonar su tutela legal. Fue el pasado viernes cuando Jaime Spears acusó a la actual tutora personal de la cantante, Jodi Montgomery, de querer secuestrar a su hija e ingresarla en un psiquiátrico admitiendo que la cantante está "mentalmente enferma". 

En California, se puede forzar el ingreso de un paciente que se considere una amenaza para sí mismo o la sociedad. En una declaración pública, Montgomery rechazó las acusaciones del progenitor de Britney y le pidió públicamente que renuncie a la tutela de la artista. 

"Jaime no sirve a Britney, solo le hace daño. Los que cuidamos de ella, debemos concentrarnos solo en una cosa: su salud", escribió Montgomery a través de un comunicado.

(Lea también: Dickson presenta su nuevo tema "Ladrona" junto a Víctor Muñoz, Omar Koonze y Sergi el jefe)

Actualmente, el padre de Spears es el tutor de su patrimonio, quien administra todas las decisiones financieras, mientras que Montgomery es la tutora impuesta por la juez para administrar sus decisiones médicas y personales, reseñó ABC

Ante el Tribunal Superior de Los Ángeles, el padre de Spears alegó que Montgomery le llamó en julio para expresar su preocupación por el comportamiento y la salud mental de la artista, quien podría necesitar un nuevo ingreso psiquiátrico. 

El padre de Britney acusó a Montgomery de abuso y exigió seguir a cargo de la tutela de su hija. "No hay ningún motivo para quitarme el control de sus asuntos. He servido fiel y obedientemente como tutor de la herencia de mi hija sin ninguna mancha en mi historial", dijo el padre a través de sus abogados. 

En su alegato, que dista mucho del testimonio de su hija contra él, Jamie Spears reveló que la agente profesional nombrada por el tribunal admitió no solo los serios problemas mentales de su hija, sino que debería ser ingresada inmediatamente. Por su parte, Montgomery y el letrado de Britney respondieron públicamente a sus palabras: "Jamie tergiversó y manipuló la llamada para usarla en su propio beneficio".

Aparentemente, el padre trata de defenderse de la acusación del nuevo abogado de Britney Spears, Matthew Rosengart, que solicitó una audiencia de emergencia para suspender la tutela.

Destitución

El padre de la cantante fue retirado como tutor de las decisiones personales de su hija en el 2019, y ahora, con Montgomery asumiendo el cargo como abogado, puede perder también el negocio de las cuentas de su hija. Las acusaciones hechas por Britney Spears en las audiencias de junio y julio parecen haber impulsado a la cantante en su lucha contra su padre. Jaime se defiende diciendo que no están "probadas".

La pelea entre los involucrados en la tutela se está volviendo cada vez más agria, ambas partes utilizan a la opinión pública en su propio beneficio mientras Spears "solo quiere recuperar su vida".

Fuente: ABC

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para en directo todas nuestras actualizaciones.