Grupos indígenas se suman a la ola contra el racismo y cuestionan el emblemático Monte Rushmore

Varias etnias indígenas estadounidenses han expresado su deseo de desmantelar el Monte Rushmore, días antes de que el presidente Donald Trump visite el 3 de julio ese Monumento Conmemorativo Nacional en Dakota del Sur, reseñó Univisión.

El cuestionamiento de voces indígenas sobre la historia oficial estadounidense no es nuevo, pero por estos días se suma a la indignación de organizaciones como Black Lives Matter en contra del racismo.

La muerte del afroestadounidense George Floyd el mes pasado a manos de un policía blanco generó protestas en numerosas ciudades del país, incluyendo el derribo de estatuas en homenaje a figuras claves de la confederación de estados sureños que se enfrentaron a los estados del norte durante la Guerra Civil.

(Lea también: Al menos dos muertos y cuatro heridos tras un tiroteo en un centro de distribución de Walmart en California)

También han sido blanco de las protestas las estatuas de Cristóbal Colón y otros protagonistas de la era colonial española en América del Norte.

Julian Bear Runner, presidente de la etnia Oglala Sioux, dijo al sitio web Argus Leader que el Monte Rushmore debe ser "removido pero no detonado" con explosivos para limitar el daño ambiental.

Nick Tilsen, integrante de la tribu Oglala Lakota, dijo a la agencia AP que el monumento "es un símbolo de supremacismo blanco, de racismo estructural que aún perdura en nuestra sociedad".

Tilsen agregó que “es una injusticia robarle tierras al pueblo indígena y luego esculpir los rostros blancos de los conquistadores que perpetraron el genocidio".

El escultor Gutzon Borglum esculpió en la roca los rostros de los presidentes George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln para celebrar el aporte de cada uno a la nación.

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.