Francisco partió de Roma hacia Cuba y México

Archivo / Referencial

El papa Francisco despegó este viernes de Roma rumbo a Cuba, donde mantendrá un encuentro histórico con el patriarca ortodoxo ruso Kirill, antes de proseguir a México.

Su llegada al aeropuerto José Martí de la capital cubana será el primero celebrado entre los jefes de las Iglesias católica y ortodoxa.

Posteriormente, Francisco volverá a embarcarse en el avión de la compañía Alitalia para aterrizar horas más tarde en Ciudad de México, donde será recibido por su presidente, Enrique Peña Nieto.

Bergoglio es el primer papa latinoamericano que visita México y durante casi seis días estará en cuatro estados (Estado de México, Chiapas, Michoacán y Chihuahua) y en seis ciudades.

Durante su estancia en el país, Francisco pronunciará cinco homilías, un ángelus y siete discursos.

Estará rodeado en todo momento de un dispositivo de fuertes medidas de seguridad, con un despliegue de al menos 13 mil policías federales.

Visitará centros penitenciarios

El último día volará hasta el estado de Chihuahua, ciudad fronteriza con Estados Unidos en la que visitará el penitenciario "Cereso 3", uno de los más peligrosos del mundo y en el que hay 3 mil presos. Allí sólo 700 reos podrán asistir al discurso del papa.

En Ciudad Juárez también participará en un encuentro con el mundo del trabajo y luego en el antiguo centro ferial se despedirá con una misa en la frontera a la que se espera asistan más de 200 mil personas.