Francia respira tras una ola de calor que ya sólo afecta al noreste del país

Francia respira este viernes tras el paso de una ola de calor que ha dado lugar a temperaturas récord, sobre todo en el norte, y que ya sólo afecta a regiones del noreste y del este.

Las máximas temperaturas  en ciudades del noreste se estiman alrededor de los  Estrasburgo (38 grados) y Nancy (37) o, más al sur, en Lyon (37) o Grenoble (37).

La agencia meteorológica Météo France todavía mantenía, en esa parte del país, 31 del centenar de departamentos en alerta naranja por altas temperaturas pero también en algunos de ellos por riesgo de tormentas con ráfagas de viento de más de 100 kilómetros por hora en la región de Auvernia, en el sur de la de Borgoña y en el departamento de Loire.

El paso de un frente procedente del Atlántico que atraviesa Francia hizo bajar las temperaturas hasta más de 10 grados con respecto al jueves en el oeste, con máximas que debían quedarse en 22 grados por ejemplo en Biarritz.

(Lea también: Erupción de volcán provocó una lluvia de cenizas en Indonesia)

Las temperaturas extremas y la sequía que se ha agravado mucho en el último mes en el que apenas ha llovido favorecieron los incendios, sobre todo en zonas de cultivo, que sólo este jueves calcinaron cerca de 2000 hectáreas en regiones donde eso es muy poco común, como Normandía.

Según Météo France, de aquí a mediados de siglo, las olas de calor en Francia serán el doble de frecuentes que en el periodo entre 1976 y 2005 tomado como referencia.

En la memoria colectiva está la que se produjo en 2003, que se prolongó durante una quincena de días a comienzos de agosto y que causó entre 15 000 y 20 000 muertos.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.