Fiscalía belga confirma relación entre atentados de Bruselas y París

Iluminada en solidaridad con Bruselas
Iluminada en solidaridad con Bruselas - Reuters

La Fiscalía federal belga confirmó este jueves los vínculos de los terroristas suicidas del pasado martes en Bruselas con los atentados de París en noviembre, al revelar que uno de ellos había alquilado una vivienda en Charleroi (sur de Bélgica) que sirvió para preparar los ataques en la capital francesa.

En un comunicado, la Fiscalía explicó que Khalid El Bakraoui, quien esta semana se hizo saltar por los aires en el interior del metro en una parada próxima a las instituciones europeas de Bruselas, había alquilado una habitación en la calle del Fort, en la ciudad de Charleroi.

Ese cuarto, según los investigadores, sirvió de escondite al grupo terrorista que cometió los atentados de noviembre en París, en los que murieron 130 personas y centenares resultaron heridas, y que fue registrado el 9 de diciembre.

Las sospechas del Ministerio Público contra Khalid El Bakraoui, que utilizó un carné de identidad belga falso a nombre de Ibrahim Maaroufi, llevaron dos días después a emitir una euroorden y un mandato de detención internacional contra él.

De hecho, todavía hoy se podía ver en la página de internet de Interpol la "ficha roja" contra este hombre de 27 años y nacionalidad belga, buscado por Bruselas por "terrorismo".

Su hermano, Ibrahim El Bakraoui, fue uno de los dos terroristas suicidas que actuaron el martes en el aeropuerto internacional de Bruselas-Zaventem.