Especial| Fabricio Ojeda: periodista, diputado y activista político

Hemeroteca Nacional

Fabricio Ojeda fue periodista, maestro, diputado y activista político, que militó en el partido Unión Republicana Democrática (URD y representó al Distrito Capital ante el Congreso Nacional. 

Nació en la ciudad de Boconó, en el Estado Trujillo, el 6 de febrero de 1929 y falleció en Caracas el 21 de junio de 1966.

La historiadora Gladys Arroyo, en una entrevista, narró que en 1948 Ojeda llegó por primera vez a Caracas, desde Cabimas donde estaba laborando como maestro en la escuela de la Creole Petroleum Corporation

Luego se marcha a Maturín, ciudad en la que se residenció, y donde con el apoyo del gobernador Alirio Ugarte Pelayo comenzó a trabajar con el gobierno regional. Allí nacen sus hijos: Thais, Alonso, Milagros, Marianella y Fabricio. 

Activismo político

Ojeda se inició en la política a los 17 años de edad, pero fue en 1949 cuando se integró en la militancia del partido Unión Republicana Democrática (URD)

Durante su estadía en Maturín fue detenido, al menos, una vez por la inteligencia de la Seguridad Nacional por promover ideas de cambio en la sociedad venezolana.

Inició sus estudios en la Universidad Central de Venezuela (UCV), para ser periodista, labor que ejerció un año más tarde en el diario El Nacional, donde cubrió la fuente de política en el Palacio de Miraflores. También trabajó en otros medios como La Calle y El Heraldo.

Más tarde en 1957 organizó un movimiento civil de resistencia al régimen dictatorial de General Marcos Evangelista Pérez Jiménez, y presidió la clandestina Junta Patriótica, organismo creado para combatir a la dictadura, en la que también participaron los los partidos Acción Democrática (AD), Copei, Unión Republicana Democrática (URD) y el Partido Comunista de Venezuela (PCV).

Fue postulado por URD para ser diputado del Congreso Nacional por el Distrito Federal, en 1958, cargo que ocupó hasta el año 1962 cuando renunció públicamente para ser parte de los diversos movimientos guerrilleros que operaban en el país, durante el gobierno de Rómulo Betancourt.

En 1959 Fabricio Ojeda visitó durante 4 meses La Habana donde se solidarizó con la revolución del Comandante Fidel Castro.

El “Comandante Roberto”

El primer “Comandante Roberto” como era conocido en las filas del frente guerrillero “José Antonio Páez” de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), expresó públicamente sus diferencias contra URD y con Guillermo García Ponce miembro del PCV.

Junto al guerrillero Douglas Bravo fundó el Partido de la Revolución Venezolana (PRV) de línea marxista-leninista, para luego convertirse en Presidente del FALN con apoyo de los Frentes Guerrilleros, de las Unidades Tácticas de Combate (UTC) urbanas y de varios militantes del PCV.

El Gobierno venezolano ofreció en 1966 una recompensa de 2.500 bolívares por su captura, pues era el principal líder de los movimientos que eran adversos a los gobiernos electos democráticamente.

El 17 de junio de 1966 fue detenido por funcionarios del Servicio de información de las Fuerzas Armadas (Sifa) en la localidad de Playa Grande, en el estado Vargas, en compañía de Anayansi Jiménez, en la casa de su amigo y experejimenista Ramón Florencio Gómez.

¿Asesinato o suicidio?

Existen dos tesis en torno a la muerte del líder guerrillero. La primera de ellas es la versión oficial del entonces ministro de defensa General Ramón Florencio Gómez quién indicó que Ojeda había sido encontrado, por uno de los guardias que le llevaba su desayuno, ahorcado en su celda de reclusión la mañana del martes 21 de junio de 1966.

Sin embargo, sus familiares y amigos no se mostraron conformes con la versión del Ministro de Defensa, y alegan que Ojeda fue asesinado por los funcionarios del Sifa.

La tesis del asesinato aún no ha sido confirmada, a pesar que el 15 de febrero de 2012 fueron exhumados sus restos mortales para ser estudiados por la Unidad Criminalística contra la Vulneración de los Derechos Fundamentales del Ministerio Público, luego de una decisión de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia que ordenó un revisión del caso por las inconsistencias en el expediente que había sido archivado por más de 46 años.

Homenajes a Fabricio Ojeda

Fabricio Ojeda ha sido un personaje que sigue causando controversia en la sociedad venezolana.

Para unos es reconocido como el verdadero padre de la democracia en Venezuela; para otros como un político que vio en las armas la solución a los problemas del país. A pesar de ello varias estructuras venezolanas llevan su nombre como un homenaje al político y periodista venezolana entre las que se cuentan:

-La Plaza Fabricio Ojeda en la parroquia Sucre de Caracas.

-El Museo Fabricio Ojeda de Boconó (estado Trujillo)

-El Paseo Artesanal Fabricio Ojeda de Boconó (estado Trujillo).

-La Central Hidroeléctrica Fabricio Ojeda del Sistema Uribante Caparo del estado Tachira.

-El Núcleo de Desarrollo Endógeno Fabricio Ojeda, sector Gramovén, de Caracas.

-El Corredor Fabricio Ojeda de la Gran Misión Barrio Nuevo-Barrio Tricolor, constituido por cuatro comunas que agrupan 36 consejos comunales, dedicado al sistema de distribución de alimentos para garantizar el acceso de los productos de primera necesidad a más de 50 mil habitantes del eje 3 de la parroquia Sucre de Caracas.

-El Corredor Político Territorial Fabricio Ojeda, ubicado en la zona montañosa de los municipios Sucre, Guanare, Unda y Morán de los estados Portuguesa y Lara, agrupa 12 comunas cuyo propósito es ejercer la soberanía popular a través de los gobiernos comunales.

Al Panteón Nacional

Este martes 17 de enero de 2017, el diputado y miembro de la dirección ejecutiva del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, informó que sus restos mortales serán llevados al Panteón Nacional el 23 de enero, mediante un decreto firmado por el presidente Nicolás Maduro Moros.