Exportaciones chinas caen más de lo esperado, por incertidumbre con Trump

Las exportaciones chinas cayeron más de lo esperado en diciembre, según datos oficiales publicados este viernes, agravando los temores sobre las perspectivas de la segunda economía mundial, pocos días antes de que Donald Trump asuma la presidencia de Estados Unidos.

Los datos llegan en un momento en el cual China intenta asentar su posición como líder mundial del comercio ante un escenario incierto en Estados Unidos, después de que Trump prometiera durante la campaña erigir barreras proteccionistas.

"Todavía hay algunos obstáculos para el desarrollo del comercio exterior chino", indicó el portavoz de la aduana, Huang Songping, que destacó que la coyuntura internacional es "dura y compleja".

Exportaciones

El superávit comercial de China cayó a 40.800 millones de dólares en diciembre después de que las exportaciones registraran una caída del 6,1%, sumando 209.000 millones de dólares, según los datos de la aduana.

El volumen de las exportaciones se situó por debajo de las expectativas, en un momento en que la debilidad de la demanda pesa fuertemente sobre la segunda economía mundial.

En tanto las importaciones registraron un alza del 3,1% en términos interanuales con un volumen de 168.600 millones de dólares.

Los datos para todo el año, muestran una caída de las exportaciones de 7,7% para un volumen de 2,1 billones de dólares y un declive de las importaciones del 5,5% a 1,59 billones de dólares.

Amenazas

La reciente caída del yuan frente al dólar, que ha llevado a la moneda china a tocar mínimos en ocho años, ayudó a los exportadores, pero la situación para 2017 es precaria, después de que Trump amenazara durante la campaña denunciar a China por manipulación cambiaria apenas llegue a la Casa Blanca.

Trump también amenazó con subir un 45% los aranceles para los productos chinos para proteger el empleo local.

Esta nueva caída de las exportaciones se produce a pesar de que la demanda global mejoró hacia el final del año, una tendencia que se vio reflejada en los datos positivos de comercio en Taiwán y Corea del Sur, destacó en un nota el analista Julian Evans-Pritchard de la firma Capital Economics.