Excentricidad Victoriana: La copa de Bigote

Referencial

¿Sabías que durante la época victoriana existía una taza de té especialmente diseñada para hombres con bigote? Algunas tendencias duran una semana y desaparecen para siempre, mientras que otras perduran para la eternidad.

Durante muchos años el bigote representó un símbolo de masculinidad, una forma de hacer que una persona se vea más madura, o simplemente por moda.

(Lea también: ¿Qué significa “pensar en la inmortalidad del cangrejo”?)

Hubo momentos en que los hombres prestaban más atención a su bigote. El recorte diario y el uso de ceras especiales, los amantes del bigote en la época victoriana disfrutaron de invenciones especiales para proteger su vello facial, como la "Copa de bigote".

Los caballeros de esta época llevaban sus bigotes con orgullo. Tenía que ser firme y rígido, estar bien preparado, y no demasiado largo ni demasiado corto. La cera se usaba para mantener el bigote en su lugar, y se sabía que los caballeros de la época victoriana llevaban un peine especial dentro del bolsillo de su abrigo.

Ser un hombre a fines del siglo XIX requería un impresionante bigote, pero beber té resultaba peligroso. El calor de la bebida derretía la cera del bigote, haciendo que las esquinas del vello facial cayeran plácidamente sobre cada mejilla. 

La copa de bigote fue la solución a este problema embarazoso. Historiadores, casi seguros, adjudican el invento, realizado durante la década de 1870, al alfarero británico Harvey Adams.

Su producto se vendió en grandes cantidades, primero en el Reino Unido y luego en toda Europa. Con el tiempo, llegaron a los Estados Unidos (EEUU) donde se vendían desde Sears hasta los grandes almacenes Marshall Field’s, que luego fueron propiedad de Macy’s.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.