Ex presidenta de Argentina apeló procesamiento por lavado de dinero

EFE

La expresidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) apeló este viernes su procesamiento por supuestamente liderar, junto a empresarios de la obra pública, una asociación ilícita dedicada al lavado de dinero. 

Y es que el pasado cuatro de abril, el juez federal Claudio Bonadio procesó a, entre otros, la exmandataria, sus hijos, Máximo y Florencia, y los constructores Lázaro Báez y Cristóbal López. Todos recibieron prohibición de salida del país.

La acusación 

La justicia argentina apunta a que la ex mandataria pudo utilizarse la empresa Los Sauces, dedicada al alquiler de inmuebles, para recibir, por concepto de arrendamiento, transferencias millonarias de Báez y López, que previamente habrían recibido adjudicaciones de obras con sobreprecios.

En tal sentido, Bonadio acusa a Fernández, sobre quien ordenó un embargo por 8.44 millones de dólares, de liderar la denomina banda en calidad de "jefe", lo cual concurre "en forma real con el delito de lavado de activos de origen ilícito" agravado por ser trabajador público. 

Apelación 

En su respuesta, presentada por escrito ante la Cámara Federal, Fernández calificó el accionar del juez de "desconcertante" e "ilegítimo", razón por la que decide apelar la decisión. 

(Lea también: Cristina Fernández solicitó su sobreseimiento ante los tribunales argentinos.)

La expresidenta, que ha denunciado insistentemente ser víctima de una persecución política, mediática y judicial, advirtió que llegará con sus apelaciones hasta tribunales internacionales.