Evo Morales pide investigar a Almagro por crímenes de lesa humanidad tras reconocer las masacres de Senkata y Sacaba

El expresidente de Bolivia Evo Morales pidió que se abra una investigación contra el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, luego que este reconociera las masacres de Senkata y Sacaba, ocurridas durante el gobierno de facto de Jeanine Áñez.

"Almagro admitió públicamente que en Bolivia hubo masacres perpetradas por el gobierno de facto que él mismo provocó y acompañó. Exijo que sea investigado para que explique su participación en esos crímenes de lesa humanidad", escribió Morales en su cuenta en Twitter.

De acuerdo con el exmandatario, Almagro hizo este reconocimiento público al ser "traicionado por el último resto de su conciencia".

(Lea también: Argentina superó las 100 mil muertes por Covid-19 con ocupación de UCI al 62%)

"Cinismo extremo"

Este miércoles, durante una reunión virtual del Consejo Permanente de la OEA, Almagro reconoció las masacres y pidió un minuto de silencio por las víctimas de esas matanzas; luego se puso de pie en señal de respeto.

"Es un cinismo extremo que haga eso", opinó Morales al respecto, señalando que el titular del organismo fue "una de las personas que, con sus acciones, ha causado justamente esas muertes".

El embajador de Bolivia ante la OEA, Héctor Arce Zaconeta, que estaba presente en la reunión virtual, calificó la acción de Almagro como "una gravísima impostura", al recordar las acciones de la OEA y de su titular, que favorecieron la instauración del gobierno de facto.

El funcionario boliviano hizo referencia al informe de auditoría de la OEA que desacreditó las elecciones del 20 de octubre de 2019 en Bolivia, que fue avalado por Almagro; en ese documento, el organismo regional concluyó que hubo supuestas "irregularidades" en los comicios e indicó que era "improbable estadísticamente" que Morales hubiese conseguido la reelección.

Con ello, la OEA avivó las violentas manifestaciones que se realizaban en el país suramericano, que culminaron con un golpe de Estado contra Morales y la toma del poder por parte de Áñez.

El ministro de Justicia y Transparencia Institucional de Bolivia, Iván Lima Magne, dijo, por su parte, que Almagro, con su reciente reconocimiento a las masacres y el pedido del minuto de silencio por las víctimas, pretende "esquivar" su responsabilidad por "el golpe de Estado".

El gobierno de facto se instauró oficialmente el 12 de noviembre de 2019 y los días 15 y 19 de ese mismo mes ocurrieron las matanzas en Sacaba y Senkata, respectivamente, durante operativos policiales y militares.

En la de Sacaba hubo un saldo de 12 personas asesinadas y 125 heridas; mientras que en Senkata se contabilizaron 10 muertos.

Con información de Actualidad RT.

Síguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.