Estadio Atanasio Girardot se vistió de blanco para rendir homenaje al Chapecoense

Homenaje
Homenaje - EFE

El Estadio Atanasio Girardot, en Medellín, Colombia, se vistió de blanco este miércoles para rendir un sentido homenaje a las víctimas del equipo de fútbol brasileño Chapecoense, que se dirigía a la ciudad neogranadina para jugar la final de la Copa Sudamericana 2016.

En el avión, viajaban 81 personas, de las cuales al menos 71 fallecieron. La aeronave había despegado desde el Aeropuerto Internacional Viru Viru en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia.

Como parte del homenaje, en el cielo del campo de fútbol sobrevolaron un total de 71 palomas, haciendo referencia a los caídos en el accidente del pasado lunes, mientras los asistentes gritaban consignas como "Vamos, vamos Chape", "Estamos contigo Chape" o "Somos todos Chapecoense", refiere una nota de El Espectador.

En la actividad se encontraban presentes autoridades de Brasil y el presidente de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol), Alejandro Domínguez, entre otras autoridades.

Entre lágrimas, las miles de personas que asistieron al estadio, encendieron unas velas para luego guardar un minuto de silencio en honor a los jugadores caídos, entre ellos compañeros que no iban en el avión.

Este miércoles se realizaría el encuentro entre el equipo Chapecoense y el Atlético Nacional de Colombia, quienes entraron al estadio vestidos de negro y un manojo de flores, mientras la banda militar entonaba la marcha en honor al equipo brasileño.

Debido a este accidente, Brasil decretó este martes tres días de luto, mientras que la Conmebol también informó que todas las actividades de la confederación quedan suspendidas hasta nuevo aviso.