Especial | Paulina Rubio: La chica dorada de México arriba a los 46 años

“La chica dorada” es, a menudo, referencia obligatoria de la evolución del pop latino desde finales del siglo pasado. Paulina Rubio ha tenido una carrera llena de éxitos en sus comienzos y una vida personal un tanto escandalosa.

Su carrera tuvo un comienzo por todo lo alto, lo que le predecía un futuro exitoso dentro del medio artístico; ha logrado incursionar fuera del ámbito latino, pues cuenta con varios álbumes en inglés y con una amplia exposición internacional.

(Vea también: Paulina Rubio se cae en pleno concierto)

Primeros Años y Timbiriche

Nació en México el 17 de junio de 1971 y es hija de la famosa actriz Susana Dosamantes. A temprana edad demostró capacidades artísticas, por lo que a los 9 años ingresó al Centro de Capacitación de Televisa.

La cadena la seleccionó para formar parte de una banda infantil de pop, Timbiriche. Para muchos, el grupo es un ícono del pop latino de los años 80, pues lo que comenzó como un grupo infantil logró avanzar junto a su generación hacia la edad adulta.

Formó parte de la agrupación desde sus inicios en 1982, hasta 1991, y lograron grabar 12 álbumes de estudio. Dentro de él coincidiría con otra prominente e importante artista, Thalía.


A pesar de un notable éxito y tras largas giras, Paulina decidió separarse del grupo para emprender un nuevo rumbo como solista.

Carrera Solista

Tras abandonar la agrupación Timbiriche,  Rubio decidió trasladarse a Los Ángeles (California, EEUU) para prepararse mejor vocalmente y poder emprender una buena carrera en solitario.

Firmó un contrato con EMI Music en España para lanzar su primer álbum -que luego le daría su clásico apodo- “Chica Dorada”, en 1992. Inmediatamente después, la artista grabó, también en España, “24 kilates”, su segundo álbum de estudio

A ambos álbumes le siguieron títulos como "El Tiempo es Oro" y "Planeta Paulina", en 1995 y 1996 respectivamente. En este último lanzamiento ya había comenzado a incluir sus propias composiciones.

En el 2000 lanzaría su quinto álbum de estudio, "Paulina", de donde se desprendió uno de los sencillos más recordados, afamados e icónicos de la artista: “Y yo sigo aquí”.



Para el año 2002 estaría lanzando su primer álbum en inglés, "Border Girl" con el que logró introducirse a ese mercado. 

En 2004 decidió reunir elementos que ya hubiera adherido a su estilo en sus lanzamientos previos y unirlos en un solo material, por lo que "Pau-Latina", su séptimo álbum, contó con una mezcla interesante de sonidos, entre acordeones, guitarras españolas y el dance, hip-hop o rock.

Siguió con la línea del pop rock latino y dispuesta a cultivar nuevos sonidos, por lo que en 2006 se vino con “Ananda”, álbum de donde se desprendió el sencillo “Ni una sola palabra”, el cual llegó a la primera posición en Estados Unidos, México y otros países hispanos.

Para 2009 lanzó su noveno álbum, "Gran City Pop", y en 2011 lanzó "Brava!", su décima producción discográfica -y última, hasta el momento- que recoge canciones tanto en español como en inglés. Gracias al sencillo “Boys will be boys” consolidó su éxito en España, donde recibió disco de oro.

Vida Privada

Paulina Rubio ha logrado tener su vida privada fuera de la vista de los medios, sin embargo en numerosas ocasiones sus relaciones amorosas han dado de qué hablar.

Quizás la más controversial fue la que sostuvo con Ricardo Bofill cuando éste aún estaba casado con Chabeli la hija de Julio Iglesias. Bofill llegó a calificar como “ardientes” las relaciones íntimas que aseguraba tener con Paulina. Mantuvieron una relación desde 1995 hasta 2004, pero nunca se casaron.


Su primer esposo fue, en cambio, el empresario español Nicolás Vallejo-Nájera, con quien se casó en 2007 tras un año de compromiso. Dio a luz a un hijo producto de este matrimonio en 2010, y lo llamó Andrea Nicolás Vallejo Rubio.

A pesar de todo esto, Vallejo anunció la separación y divorcio definitivo de Paulina, alegando causas irreconciliables.


En 2013 conocería a su tercer amor -al menos de forma pública-, Gerardo Bazúa, un mexicano que participó en el talent show La Voz - México, donde se conocieron.

La pareja tuvo a su primer hijo, segundo de Paulina y cuarto de Gerardo, en 2016 y a quien llamarían Eros Bazúa Rubio. La relación habría fluctuado meses después en donde se conoció que ambos habían roto, sin embargo han vuelto a estar juntos, y así continúan.


En las últimas semanas ha habido rumores con respecto a un posible segundo hijo de la pareja, tercero de Rubio. Sin embargo el hecho aún es incierto y ninguno de los posibles padres ha querido hablar al respecto.