Perfil | Janis Joplin: La triste vida de la cantante que trazó un camino a las mujeres en el blues y el rock and roll

Muchas mujeres han dejado huella en el mundo de la música, pero pocas lo han hecho con actitud y desenfado como Janis Joplin, emblemática cantante estadounidense de blues y rock & roll, que en la época de la liberación femenina demostró que las mujeres también podían estremecer al público.

Se caracterizó por su poderosa voz mezzo-soprano, desgarradora y muy característica del blues.

Con una multitud que la aclamaba en cada concierto y una vida personal triste, en gran parte por sus excesos, la "Bruja Cósmica", como la apodaban cariñosamente, fue una de las primeras mujeres en ser considerada como una estrella del rock & roll.

Quién parecía ser una niña común...

Janis Lyn Joplin nació el 19 de enero de 1943. Se crió en Port Arthur, Texas, una comunidad en la que la segregación racial tenía profundas raíces.

Sus padres solían asistir a misa todos los domingos y querían que fuera maestra. Desde pequeña se evidenciaron las diferencias con su madre, cuya relación aseguran fue tormentosa.

En medio de la marcada discriminación racial de la comunidad donde se crió, Joplin comenzó a juntarse con un grupo de marginados a través de quienes tuvo acceso a discos de artistas de blues afroamericanos, lo que definió su interés por este estilo de música.

A los 16 años comenzó a manifestar su inquietud por ser cantante, por lo cual decidió participar en un coro y frecuentar bares.

(Lea también: Perfil | Jimi Hendrix: El mítico guitarrista que revolucionó el rock con su originalidad y excesos)

Cuando estudiaba Bellas Artes en la Universidad de Texas, en Austin, comenzó a cantar de forma habitual en clubes y participó en bandas como Waller Creek Boys, en donde se ganó la fama de ingerir mucho alcohol.

Problemas personales y la llegada a la fama

Luego de mudarse a San Francisco, de pasar por una decepción amorosa y por el comienzo de una tormentosa relación con las drogas, Janis se unió a la banda Big Brother and the Holding Company el 4 de julio de 1966, con la que logró una combinación perfecta.

Actuó con su grupo en el Festival de Monterey de 1967 junto con algunos grandes artistas del momento como Jimi Hendrix, The Mamas and The Papas, Jefferson Airplane, Otis Redding y The Who, entre otros. 

Su primer disco, Cheap Thrills, salió en agosto de 1968. La producción tuvo gran éxito y a los tres días fue disco de oro. En el primer mes se vendieron más de un millón de copias.

Janis formó en 1969 un nuevo grupo llamado Kozmic Blues Band. En abril de ese año se fue de gira por Europa, pasando por ciudades como Frankfurt, Estocolmo, París, Londres, donde tuvo muy buen recibimiento. La presión de la fama la llevó a refugiarse en la heroína.

"Hacía el amor con 25.000 personas en el escenario y luego volvía a casa sola", eran las palabras de Joplin, quien hablaba de su vida privada y de sus adicciones con desenfado en las entrevistas.
El 16 de agosto de 1969 actuó con enorme éxito en el Festival de Woodstock. Posterior a esto entró en depresión, junto a la vorágine del alcohol y la heroína, entonces abandonó la música por un tiempo y su banda se disolvió finalizando la década.

Trágica muerte

A finales de 1970 grabó el que sería su último disco, titulado Pearl. El 4 de octubre se fue a celebrar la nueva ola creativa en su carrera junto a sus compañeros y se emborrachó.

Según los reportes médicos, falleció a la 1:40 de la madrugada. Sola y sin nadie que la pudiera socorrer, fue encontrada 18 horas después de su muerte en su habitación, en medio de tristeza y asombro, pues todos creían que había dejado las drogas.

Las circunstancias de la muerte de la cantante fueron confusas, y aún hoy despiertan diversas hipótesis.

La causa oficial de su muerte fue una sobredosis de heroína, probablemente bajo los efectos del alcohol. 

Se dice que recibió heroína con una concentración más alta a la normal. Janis Joplin fue incluida en el llamado "Club de los 27". Esa era su edad cuando murió.

Legado e inspiración 

En 1971, seis semanas después de su muerte, salió el disco Pearl que fue un éxito y se mantuvo en el número uno de ventas durante 14 semanas.

Como homenaje, se dejó el tema Mercedes Benz a capella, ya que fue la última canción que Janis grabó.

El sencillo Me and Bobby McGee, compuesto por Kris Kristofferson (con quien la cantante tuvo un romance) y Fred Foster, representó su mayor éxito, al ser la única canción de Janis Joplin en alcanzar el Nº 1 en el Billboard Hot 100, por una semana en marzo de 1971.

En 1995 entró en el Salón de la Fama del Rock y en 2004 la revista Rolling Stone la colocó en el lugar 46 de los 100 mejores artistas de todos los tiemposEn 2013 recibió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.