Especial | Conoce quiénes son el obispo y el sacerdote que serán beatificados por el papa Francisco en Colombia

Durante su visita de 4 días en Colombia, el papa Francisco rendirá honores a un obispo y un sacerdote de ese país que fueron asesinados en medio de la violencia política vivida durante el siglo XX. Ambos serán beatificados por el sumo pontífice.

La beatificación fue aprobada por el papa el pasado 7 de julio mediante un decreto que reconoce el “martirio” por “odio a la fe” vivido por el obispo de Arauca Jesús Emilio Jaramillo Monsalve y el sacerdote Pedro María Ramírez Ramos, párroco de Armero.

(Lea también: 80 países verán la transmisión de la visita del Papa Francisco a Colombia)

Jesús Emilio Jaramillo Monsalve

Nació el 14 de febrero de 1916 en Antioquía y falleció el 2 de octubre de 1989 en Arauquita, Arauca a los 73 años. Fue obispo, filósofo y teólogo colombiano que se convirtió en el único Vicario Apostólico del antiguo Vicariato.

Además, fue Apostólico de Arauca desde el 10 de enero de 1971 hasta el 19 de julio de 1984 cuando fue erigida la Diócesis de Arauca, siendo el primer Obispo de la nueva Diócesis, la cual gobernó hasta su martirio el 2 de octubre de 1989. 

Jesús Emilio Jaramillo Monsalve


¿Por qué es considerado mártir? 

El 2 de octubre de 1989 fue secuestrado, torturado y asesinado por un comando de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) mientras realizaba una visita pastoral a la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Fortul.

Su cuerpo fue encontrado con varios tiros de fusil al borde de una carretera. En el lugar donde fue hallado se alza una cruz conmemorativa, y un templete donde todos los años los fieles católicos de toda la Diócesis de Arauca se reúnen cada año para conmemorar el asesinato de su primer Obispo. 

En ese sentido, en 1999 la Conferencia Episcopal de Colombia celebró la apertura del proceso de Beatificación y Canonización del Siervo de Dios.


El Mártir de Armero

Pedro María Ramírez Ramos



El 23 de octubre de 1899 nació Pedro María Ramírez Ramos, mejor conocido como "el mártir de Armero". Este sacerdote murió víctima del furor revolucionario del 9 de abril de 1948.

La Iglesia Católica lo considera un Siervo de Dios y el 7 de junio de 2017, el Papa Francisco firmó el decreto que reconoce el martirio del Presbítero, por lo cual, será declarado beato.

(Lea también: Especial | Cultura y artesanía colombiana destacan en vestimentas e instrumentos que usará el papa Francisco)

El 9 de abril de 1948 mientras visitaba a unos enfermos estalló una revolución ocasionada por el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán, candidato a la presidencia de Colombia.

Ramírez Ramos no escapó de las revueltas, pero al desatarse una guerra entre liberales y conservadores al día siguiente, por no querer entregar unas supuestas armas que estaban escondidas en la iglesia, atacaron al sacerdote y en el centro de la plaza lo asesinaron a machetazos.

 El obispo y el sacerdote cayeron en épocas y lugares diferentes pero víctimas de la misma violencia que durante varias décadas ha teñido de sangre varias regiones de Colombia.

El sacerdote Ramírez Ramos será elevado a la condición de beato junto con monseñor Jesús Emilio Jaramillo, el 8 de septiembre cuando dejarán de ser sólo dos víctimas más de la espiral de violencia política de Colombia para alcanzar la gloria de los altares como mártires de la fe católica.